jueves, 18 de febrero de 2010

En Mendoza se suicida una persona cada tres días


Argentina
Mendoza
Fuente: http://www.losandes.com.ar/notas/2010/2/15/sociedad-472508.asp

Son datos del Sistema de Atención en Crisis de Mendoza, donde reciben los llamados de ayuda. Los pedidos son también por violencia intrafamiliar, problemas de adicciones y distintos tipos de crisis de abandono y soledad. La mayoría los realizan familiares.En Mendoza se suicida una persona cada tres días. Si bien en 2007 lo hicieron 127 personas, la cifra llega a 140 cuando se hace una proyección teniendo en cuenta el subregistro, es decir las muertes por suicidio que no han sido detectadas como tal en el certificado de defunción.

El dato fue elaborado por Pedro Piemontesi, coordinador general del Sistema de Atención en Crisis (Satec), dependiente de Salud Mental, repartición que recibe los llamados de las personas que están atravesando algún momento difícil y que necesitan ser escuchados.

Alberto Navarro, director general de Salud Mental, aclara que el Satec "no es una línea para ayudar sólo a personas que tienen intención de terminar con su vida. A diferencia de que antes sólo se recibían llamadas para asistir al suicida, ahora las recomendaciones del Ministerio de la Salud de la Nación y de la Organización Mundial de la Salud es hablar de asistencia en crisis psicológica, y eso comprende situaciones como problemas interpersonales, violencia intrafamiliar, problemas de adicciones y distintos tipos de crisis por abandono y soledad".

Cómo opera

Para llamar al Satec hay que marcar el 911 (Ver aparte) debido a que este servicio funciona en el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) del Ministerio de Seguridad. Al ingresar el llamado será derivado a los operadores capacitados para asistir a la persona que necesita ayuda.

"Muchos llamados se deben a crisis familiares en los que se cuentan problemas de violencia entre sus miembros. En el 99% de los casos vemos que en el núcleo familiar hay un problema psicológico como depresión, adicción o trastornos de personalidad. Más que personas solas, llaman personas que integran una familia con problemas. El 80% de los llamados son realizados por familiares y el 20% por personas que solos piden ayuda", cuenta Piemontesi.

Cómo actúa

El operador que recibe el llamado debe obtener de la persona que llama la información necesaria para optar por distintas alternativas. "Vemos que muchos están mal porque abandonaron un tratamiento psicológico y entonces, superada la crisis, la persona debe volver a terapia. El operador percibe la gravedad del cuadro, si la persona está desorientada, alterada o intoxicada no seguirá hablando mucho y mandará al servicio coordinado, y si hay peligro de violencia enviará un móvil policial. Con esa ventaja corremos por estar en el CEO", explica Piemontesi.

Si la persona sólo necesita asistencia psicológica, el operador por teléfono se hará cargo de la situación. "Debe hacer una alianza con el que llama, contenerlo y orientarlo. La charla dura entre 20 y 35 minutos, no más. Además, les pedimos que se comprometan a llamar y contarnos si volvieron a un tratamiento psicológico. La mayoría de la gente lo hace cuando superó la crisis", señala el funcionario.

Evitar el desenlace

El operador tiene la función de concentrarse en poder disuadir a la persona de sus impulsos destructivos, más allá de hacia dónde estén dirigidos.

"Está comprobado que la alianza de trabajo a través del teléfono es positiva. Nos ocupamos de revertir el instinto de muerte, de no querer vivir o de intentar cortar su vida. Sabemos, porque lo hemos hecho, que se puede eliminar la tensión del momento y disipar la opinión de una persona sobre sí misma", indica Piemontesi.

Y agrega: "Muchos se sienten liberados cuando el operador les pregunta cuál es el problema que tienen y cuentan lo que les pasa. Tienen mucha necesidad de ser escuchados entonces el teléfono es importante, permite que una persona de Tunuyán pueda tener este servicio como también alguien de Godoy Cruz y Capital. El mundo actual nos pone cerca de los que tenemos lejos y lejos de los que tenemos cerca, pero el teléfono nos acerca y podemos ayudar".

Los días

Si bien está instalada la idea de que los domingos por la noche y las madrugadas de los lunes son las horas en las que más suicidios se registran, parece que el pedido de ayuda también se realiza otros días.

"Las observaciones serias marcan que el mayor porcentaje de pedidos de ayuda se produce a la hora del atardecer a partir del jueves, viernes, sábado y domingo. Esto es así porque en esos días las personas se sienten más cansadas y además, cuando viene el fin de semana, la gente está más sola", explica el coordinador general del Satec.

Piemontesi divide los problemas que cuentan las personas que llaman en función de la edad que tienen. "Los adolescentes y jóvenes llaman porque están más preocupados por su inserción social, laboral, la perspectiva de futuro y también por problemas emotivos, por ejemplo si los dejó la novia. Las personas de edad media y avanzada piden ayuda porque tienen miedo por el destino de su salud". Gastón Bustelo - gbustelo@losandes.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada