martes, 30 de agosto de 2011

NIÑ@S, VÍCTIMAS SILENCIOSAS


Hace cinco días la ONG Aldeas Infantiles S.O.S. prendió las alarmas al revelar que tres niños son asesinados diariamente en el país, 38 son víctimas de maltrato físico y 47 padecen de abuso sexual. El estudio, revelado por El Espectador en su edición del viernes, entregó un dato aún más escalofriante: los principales agresores de los menores en el país son sus propios familiares.

Contra todos los pronósticos, los mayores victimarios de los niños y adolescentes en Colombia siguen siendo sus padres. El estudio Forensis, datos para la vida revela que en 2010, en el 62% de los casos denunciados (8.572), los agresores fueron los progenitores, en su mayoría las madres. El 37,5% correspondió a otros familiares y personas cercanas al entorno familiar.


Según el estudio, el año pasado 1.248 niños fueron asesinados, 13.731 sufrieron violencia intrafamiliar y 17.318 fueron víctimas de abusos sexuales.

No ha pasado una semana y los hechos certifican la condición de vulnerabilidad en que viven los menores, pese a que hay una legislación garantista de sus derechos en el país.

Lo más preocupante, tal como lo revela el estudio, es que la vivienda, sitio vedado para los defensores de los derechos de los menores, continúa siendo el lugar en el que más se presentan abusos contra los niños: en 2010 se denunciaron 8.520, seguido por la calle, con 1.256.

Por eso, el director de la Regional Bogotá del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Luis Ernesto Cortés Moreno, insistió en su llamado a los bogotanos para que denuncien y así permitan que los equipos de la Defensoría de Familia puedan adelantar acciones para proteger a los niños y evitar que nuevas tragedias impidan su crecimiento o que dejen de soñar.



FUENTE: EL ESPECTADOR.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada