martes, 18 de octubre de 2011

La Red Española contra la Trata pide que se conceptualice como una grave violación a los Derechos Humanos


Recomendaciones al Protocolo Marco de Atención a Víctimas de Trata.Solicitan que debe primar siempre el interés de proteger a la víctima.

El pasado viernes se cerró el plazo para que las entidades sociales enviaran sus recomendaciones al borrador del Protocolo Marco, presentado en el Foro Social Contra la Trata el pasado 11 de octubre, tras la aprobación del Reglamento de Extranjería* el pasado mes de julio.

La Red Española Contra la Trata de Personas entregó un documento a la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género con las recomendaciones y propuestas al Protocolo Marco de Atención a Víctimas.

Retos pendientes en la protección a victimas

“El protocolo debe incluir unos Principios generales de actuación en los cuales se conceptualice la trata de seres humanos como una grave violación a los derechos humanos y se establezca que siempre debe primar el interés de proteger a la víctima, colocando la defensa de sus derechos en el centro de cualquier actuación que se lleve a cabo y evitando su revictimización”, indica Marta González, Coordinadora del Proyecto Esperanza.

La lucha contra este fenómeno se debe desarrollar de una manera multidisciplinar y coordinada, garantizando la cooperación y la complementariedad entre todas las administraciones y entidades especializadas que participen en la detección, la identificación y la asistencia a las víctimas de la trata.

El Protocolo debe garantizar la participación de las organizaciones y entidades con experiencia acreditada en la asistencia integral a víctimas en todos los procesos previstos en el Protocolo, especialmente en la detección de casos, la identificación, valoración de la existencia de indicios de trata, valoración de la situación personal de la víctima y asistencia para cubrir sus necesidades.

Resulta esencial definir en el Protocolo conceptos tan relevantes para el acceso a derechos de las víctimas como “colaboración con las autoridades” y “situación personal”, con el fin de evitar la inseguridad jurídica y la arbitrariedad en su interpretación y aplicación.

Colaboración con las autoridades y situación personal

Se entenderá que las víctimas o presuntas víctimas de trata colaboran con las autoridades cuando aporten la información de la que disponen y ésta permita iniciar una investigación policial o judicial del delito de trata u otros relacionados.

Asimismo, se entenderá que existe una situación personal que motiva la concesión de una autorización de residencia y trabajo cuando concurren factores que aconsejen la permanencia de la víctima en territorio español en base a circunstancias tales como su salud, seguridad, situación familiar, situación social, vulnerabilidad, su participación en programas de atención integral para su recuperación e integración social en España, o cualquier otro que se considere relevante.

FUENTE. AMECO PRESS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada