domingo, 29 de abril de 2012

USHUAIA: DESBARATAN UNA RED DE TRATA DE PERSONAS CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL

Algunas mujeres pudieron escapar solas del infierno y la esclavitud sexual que sufrían en Ushuaia. Se acercaron a la comisaría más próxima que encontraron e hicieron la denuncia. Así comenzó, dos años atrás, la investigación policial que culminó con éxito en horas de la madruga del viernes cuando los efectivos de esa localidad fueguina desbarataron una banda de trata de personas y liberaron a cinco mujeres que durante meses fueron obligadas a prostituirse. Fuentes policiales de Ushuaia informaron que en el procedimiento participaron treinta efectivos de Gendarmería Nacional y que se detuvo a seis personas, cuatro mujeres y dos hombres, entre ellos el encargado del negocio ubicado en la calle Antártida Argentina 173, denominado “Red and White”, que fue allanado. El operativo se efectuó por orden del juez federal de Ushuaia, Federico Calvete, quien además ordenó allanamientos en otros cuatro domicilios, en donde se requisaron tres automóviles: un Peugeot 408, un VW Gol Trend y un Fiat Uno, “en busca de mayores elementos de prueba”, según precisaron las fuentes. Los investigadores dijeron a la agencia Télam que los detenidos fueron identificados como Víctor Antonio Morales, Mauro Luciano Morales Ledesma, Cristina Patricia Ramírez, María Cristina Ledesma, Daniela Alejandra Morales Ledesma y Mirta Jorgelina Pulgia. La Justicia no determinó aún la forma de operar de esta banda, aunque por datos recolectados se estima que convocaban a las jóvenes mediante avisos clasificados en los diarios, prometiéndoles trabajo en Ushuaia. Una vez llegadas las mujeres a la ciudad les retenían sus documentos y las encerraban en distintos domicilios para obligarlas a prostituirse. Denuncia de víctimas Los voceros destacaron que la investigación se inició porque algunas mujeres lograron huir de los lugares de encierro y denunciaron los hechos. La causa la encabezó la Fiscalía Federal de Ushuaia con el apoyo de fuerzas de seguridad que cruzó datos aportados por la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE). El fiscal federal de Ushuaia, Juan Arturo Soria, afirmó a la prensa que la investigación “llevaba dos años, aunque por diferentes motivos todavía no se había logrado un resultado satisfactorio”. El funcionario precisó que los detenidos permanecerán en ese estado al menos hasta que se les tome declaración indagatoria, mientras que el organismo a su cargo escuchará los testimonios de víctimas de esta banda que declararán en calidad de testigos. “Cada caso va a ser analizado individualmente para encuadrar la imputación. Es la primera vez que se realiza un operativo de esta magnitud en el marco de la ley que sanciona la trata”, reconoció el fiscal, y publicado por el Diario Clarín en su edición digital. Los procedimientos judiciales comenzaron en forma simultánea cerca de las 3 de la madrugada, se desarrollaron durante toda la mañana y finalizaron pasado el mediodía, agregaron las fuentes consultadas. Las identidades de las mujeres liberadas aún no se dieron a conocer “para preservar su integridad y la de sus familias, si bien se encuentran con custodia permanente”, informaron voceros de Gendarmería. Ultimo caso El último caso de trata en la provincia, y en que la Policía realizó un allanamiento y rescató una joven, tuvo lugar en el barrio San Benito de Río Gallegos el pasado 16 de abril. La víctima era una mujer de origen dominicano que era retenida en una precaria vivienda. La Justicia Federal ordenó el allanamiento que permitió la liberación de la supuesta víctima. Un hombre fue demorado por un par de horas, y luego fijó domicilio y quedó en libertad. FUENTE: LA OPINIÓN AUSTRAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada