viernes, 29 de junio de 2012

PERPETUA PARA EL FEMICIDA DE LA PAMPA

Tomaselli recibió la máxima condena en el juicio por el asesinato de su esposa. Por el caso se derogó la figura del "avenimiento".
Marcelo Tomaselli, acusado de violar y matar a puñaladas a su mujer después de recibir el "perdón" de la víctima, fue condenado hoy a prisión perpetua por el tribunal que lo juzgó en la ciudad pampeana de General Pico, 140 kilómetros al norte de Santa Rosa (ver La violó, se casó y luego la asesinó, 11/12/2011). Luego de la sentencia, un familiar de Carla Figueroa, la joven de 19 años asesinada el 10 de diciembre de 2011, agredió al imputado, Marcelo Tomaselli, de 26. Confesó. Tomaselli (26) estaba acusado del "homicidio agravado por el vínculo" de su esposa, Carla Figueroa (22), con quien tenía un hijo de 3 años, ante quien fue cometido el crimen. Al iniciarse el juicio, el acusado se declaró culpable ante el tribunal y pidió que lo condenen, aunque dijo no recordar lo ocurrido. "Me declaro culpable, aunque no recuerdo lo que hice. Que me condenen por lo que hice y por las evidencias que tuve en mis propias manos", expresó. "Ese día ella (Figueroa) estaba rara, quería hablar conmigo y no sabía por dónde empezar. Me pidió perdón por engañarme, me dijo que el bebé no era mío y me pedía disculpas por haberme acusado de algo que no hice", relató el acusado ante los jueces, al referirse a la violación por la que fue detenido y por la cual su esposa luego lo perdonó para que pudiera salir de prisión. "La maté en la pieza, aunque no recuerdo nada ni tampoco del cuchillo", agregó al referirse al arma homicida con la que le efectuó a su mujer 11 puñaladas. Perpetua. Al alegar ante los jueces, el fiscal de juicio Alejandro Gilardenghi pidió para Tomaselli una pena de prisión perpetua. En tanto, el defensor oficial Walter Vaccaro, representante del acusado, pidió una pena de 10 años de prisión al considerar que Tomaselli cometió el homicidio en estado de "emoción violenta". El crimen de Figueroa fue cometido el 10 de diciembre de 2011 en la casa de la madre de Tomaselli y frente al hijo de 3 años de la pareja. No obstante, el caso se había iniciado meses antes, en abril del 2011, cuando Tomaselli pasó a buscar a su pareja por su trabajo en un quiosco de la ciudad de General Pico, con la excusa de conversar e intentar recuperar la relación entre ambos, que había finalizado. Controversia. Este femicidio generó gran conmoción social debido al estado de desprotección en el que se hallaba la víctima y por la polémica figura penal del "avenimiento" empleada para lograr la libertad del agresor. Tras el crimen de Figueroa, la decisión fue muy cuestionada por distintos sectores sociales, lo que llevó a iniciarle un juicio político al primero, mientras que el segundo magistrado renunció a su cargo para evitarlo. El Congreso Nacional derogó luego la figura de "avenimiento". FUENTE: LA VOZ DEL INTERIOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada