martes, 28 de agosto de 2012

TRIPLE FEMICIDIO EN BENAVIDEZ


Un hombre que había sido denunciado por violencia de género fue a buscar a su ex pareja a una casa de la localidad de Benavídez, del partido de Tigre, y, como no la encontró, mató a cuchilladas a la abuela, a una hermana y a una hija de la mujer.

El acusado, identificado como Juan Carlos Cardozo (24), fue detenido poco después de la masacre y quedó alojado en la comisaría de Benavídez, a disposición del fiscal Jorge Fittipaldi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI).

Todo ocurrió cuando ayer, en horas de la mañana, Cardozo fue a buscar a Romina Martínez (26) enojado porque, según se explicó, la joven lo había abandonado y se había llevado a la hija de ambos, de tres años, dijeron fuentes del caso y allegados a las víctimas.

Según trascendió, cansada de hacer reiteradas denuncias por violencia de género, supuestamente no escuchadas, hace unos días la joven se fue con la nena a la casa de su abuela, Nilda Ludovica Ham (76) donde también vivía su hermana, María Florencia Martínez de 15 años.

"Se decía que (Cardozo) andaba rondando", dijeron algunos vecinos.

Incluso, trascendió que el joven -era empleado de la Municipalidad de Escobar y se desempeñaba haciendo trabajos de bacheo- ya había ido el domingo a la casa de su ex pareja para ver a su hija y no le habrían permitido el acceso.

Entonces, ayer en la mañana Cardozo apareció en la casa de Ham, en Los Andes y Chilavert.

Las fuentes señalaron que Ham, que había sufrido un accidente cerebrovascular recientemente, estaba esperando a su nieta menor que le iba a llevar una medicación.

Sin embargo, al abrir la puerta apareció Cardozo reclamando la presencia de Romina, quien se encontraba con la hija de ambos en una casa vecina.

Lo cierto es que, según informaron los voceros, Cardozo, enfurecido, degolló a Ham y a la hija de 6 años que Romina tuvo en una relación anterior, que estaba en la casa. En ese momento llegó a la vivienda su ex cuñada María Florencia, a quien también apuñaló.

El asesino huyó, pero la policía tomó intervención y las cámaras de seguridad del Municipio de Tigre detectaron hacia donde escapaba y pusieron en aviso a los uniformados.

El joven quedó detenido a disposición de la Fiscalía, que se encontraba rastreando las denuncias que, según las víctimas, se habían radicado en su contra por violencia de género, mientras que los vecinos también señalaban que el acusado tendría antecedentes de violación, abuso de drogas y alcohol.

"No tengo idea de cuál fue el motivo de la separación -dijo a la prensa el ex suegro del acusado-. Mi hija me contaba los problemas de pareja que tenían, pero no sé mucho. Hoy (por ayer) me enteré por ella lo que había pasado".

Cuando le preguntaron al hombre si estimaba que había sido una masacre por venganza, solo atinó a responder conmovido: "Qué sé yo. Eso es lo que se comenta, pero hay que ver que es lo que pensaba él".

"Degolló a la abuela, a la (nena) de seis y después le clavó el cuchillo a la de 15, que vino a darle el remedio a la abuela", ratificaron vecinos. "El objetivo era Romina, pero ella estaba en otro lado", indicaron.

Incluso, los vecinos aseguraron que en una oportunidad, luego de que la joven abandonara a su pareja, Cardozo la había esperado para pegarle y quitarle a la nena.

Una hermana de Romina indicó también que sobre Cardozo pesarían "denuncias por violación de chicas" que habrían sido vecinas del hombre.

FUENTE. LA OPINIÓN AUSTRAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada