jueves, 9 de mayo de 2013

LAS MUJERES SECUESTRADAS HACE UNA DÉCADA FUERON VIOLADAS Y OBLIGADAS A ABORTAR

Tras las primeras investigaciones, trascendió que las tres jóvenes de Cleveland estuvieron embarazadas y padecieron al menos cinco interrupciones de las gestaciones durante su cautiverio de 10 años. Se habla de una cuarta mujer, que podría haber sido asesinada.




Tras el interrogatorio a los tres hermanos sospechosos -de los cuales finalmente sólo quedó acusado Ariel Castro-, a evidencias recogidas y a revelaciones que trascendieron de las mismas víctimas, se conocieron escabrosos detalles de cómo fue el cautiverio de las tres mujeres secuestradas en Cleveland, Ohio, durante diez años.

Según el canal de televisión local WKYC-TV de Cleveland, que citó fuentes policiales, habría habido "múltiples" violaciones, embarazos y abortos de las tres mujeres durante su cautiverio.

Amanda Berry (27), Georgina Lynn DeJesús (23) y Michelle Knight (31) fueron halladas el martes, cuando una de ellas (Berry) logró llamar la atención de un vecino mientras su captor se hallaba fuera de la casa. Junto con las mujeres había una nena de seis años, supuestamente hija de Amanda.

Fuentes policiales dijeron al canal NewsChannel5 que durante la década de cautiverio las tres mujeres sufrieron abortos involuntarios después de haber sido golpeadas o porque estaban desnutridas. Al menos cinco bebés nacieron en la casa.

La policía está investigando cada centímetro de la casa, propiedad de Ariel Castro -el único acusado del secuestro-, ubicada en el 2207 de la avenida Seymour.

Según el sitio online del National Post, de acuerdo a los registros de la propiedad, la casa comprada por Castro en 1992, tiene cuatro habitaciones, un baño y un sótano. Si bien el FBI en rueda de prensa no quiso dar detalles sobre qué fue lo que ocurrió en el interior de la vivienda, medios locales brindaron algunos informes escalofriantes.

Fuentes policiales dijeron a 19 Action News que dos de las mujeres generalmente estaban recluidas en el sótano y la otra en una habitación arriba. Y que al menos uno de los cuartos tenía cadenas colgando del techo. También se habrían encontrado cintas, esposas y otros utensilios para sodomización.

Debido a los golpes que sufría, Michelle Knight habría perdido la audición de un oído, informó el Canal 8 de Cleveland. La mujer le dijo a la policía que le pegaban en la cabeza. Siempre según el National Post, fuentes policiales indicaron que Knight aseguró a los investigadores que había otra mujer en la casa cuando fue secuestrada. Pero un día ya no estuvo más. Y en una pared del sótano está escrito el nombre de una mujer y la frase "Que en paz descanse", pero la policía no puede asegurar si está relacionado con el caso.

Tampoco se sabe qué pasó con los niños que habrían nacido allí. La policía de Cleveland informó que hay indicios de tierra removida recientemente en el patio trasero de la casa.

Para mantener oculto su macabro delito, Castro convirtió su casa en una fortaleza. Usó tela metálica y lona azul para hacer una valla de dos metros y medio y dejó que los árboles y arbustos la cubrieran para que nadie pudiera ver los horrores que sucedían adentro.

Vuelta a la vida

 Amanda Berry, quien permaneció secuestrada durante 10 años junto a otras dos mujeres, volvió con su familia ayer. Su hermana, Beth Serrano, agradeció "a la opinión pública y a los medios por su apoyo y coraje a través de los años. Ahora nuestra familia querría privacidad para que mi hermana, mi sobrina y yo podamos tener tiempo para recuperarnos".

"Imaginen primero perder un hijo, luego no saber si está vivo, muerto o herido, mantener la esperanza durante 10 años y finalmente que las plegarias sean escuchadas, es seguramente el mejor regalo para el día de las madres", declaró la primera dama Michelle Obama a la cadena MSNBC.

McGrath señaló que hasta que se termine de interrogar a las tres mujeres no será posible dar detalles ciertos sobre cómo fueron tratadas, y se negó a confirmar las versiones de que las cautivas tuvieron múltiples embarazos.

Salían de la casa "muy esporádicamente", dijo el jefe de policía.

"Salían al jardín trasero una vez cada tanto, creo. Su estado de salud es bueno, considerando las circunstancias", agregó.

McGrath insistió en que confía "absolutamente" en que la policía hizo todo lo posible en los pasados diez años para tratar de encontrar a las jóvenes o identificar a los responsables de su desaparición.

Fern Gentry, la abuela de Berry, habló con su nieta desde Tennessee en una llamada emitida por una filial local de ABC. "Me alegra tenerte de vuelta", dijo Gentry. "Me alegra estar de vuelta", contestó Berry. "Creí que te había perdido", dijo la la abuela. "No, aquí estoy", señaló la nieta.

La policía confirmó que Berry tiene una hija de 6 años, Jocelyn, aparentemente nacida durante su cautiverio. "Se ve muy bien, feliz, saludable, y anoche tomó un helado", dijo el subjefe de policía de Cleveland, Ed Tomba, sobre la pequeña Jocelyn. "Ver a su madre la hizo sonreír", agregó.

"La pesadilla terminó", dijo a los periodistas el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI) Steve Anthony.

  • Berry había sido vista por última vez el 21 de abril 2003, cuando salía de su trabajo en un restaurante de comida rápida a pocas cuadras de su casa.


  • DeJesús, por tu parte, tenía 14 años cuando desapareció. Salió de la escuela el 2 de abril de 2004 pero nunca llegó a su casa.


  • Michelle Knight fue vista por última vez cerca de la casa de un primo, el 23 de agosto de 2002. Tenía 20 años.




Los vecinos dijeron estar estupefactos y que no tenían idea de que Castro, con quien a veces compartían asados, tuviera cautivas a las tres mujeres.

Maria Castro Montes prima de Ariel Castro, pidió que no se juzgue a sus familiares por las acciones de su primo.

"En nombre de la familia Castro querría decir que todos realmente sentimos su pena, por todo lo que sufrieron y si esto fue obra de un miembro de nuestra familia, debe pagar" por ello, afirmó.

FUENTE. LA OPINIÓN AUSTRAL


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada