jueves, 16 de mayo de 2013

¿QUIENES FABRICAN NUESTRAS ROPAS?, ¿ CUÁL ES EL PRECIO A PAGAR?, SUS VIDAS...


Sobreviviente del incendio en la fábrica Tazreen reclama seguridad laboral a los comerciantes estadounidenses

El numero de mujeres muertas en estos incendios es grande, pero de eso no se habla . 

El derrumbe de una fábrica en Bangladesh esta semana sucede cinco meses después de un incendio de grandes proporciones que mató al menos a 112 trabajadores de la confección en la fábrica Tazreen, también de Bangladesh, que fabricaba ropa que se vendía en las tiendas Wal-Mart, entre otras empresas. A principios de este mes, Wal-Mart se negó a indemnizar a las víctimas y sus familias, a pesar de que aparentemente era el mayor comprador que tenía la fábrica.

Sumi Abedin es una trabajadora que sobrevivió al incendio de Tazreen saltando desde el tercer piso de la fábrica, lo que le provocó quebraduras en un brazo y un pie. Actualmente, Abedin está recorriendo Estados Unidos para pedir a las empresas que venden ropa al público, como Wal-Mart, The Gap y Disney, que tomen la iniciativa para mejorar las condiciones laborales en Bangladesh. Hablamos sobre esto también con Kalpona Akter, del Centro de Solidaridad con los Trabajadores de Bangladesh (BCWS, por sus siglas en inglés) y con Charlie Kernaghan del Instituto Mundial del Trabajo y los Derechos Humanos.



Los trabajadores entran en una fábrica de ropa en Bangladesh en 2009. Según la Campaña Ropa Limpia, el 80 por ciento de los 2,4 millones de trabajadores de la confección de Bangladesh son mujeres.


El número de fallecidos por el incendio que se desató el pasado miércoles 24 de abril  en un edificio comercial ubicado a las afueras de la capital bangladeshí ha ascendido a 273, según ha informado este viernes el jefe de la Policía de Dacca, Habibur Rahman.

El incendio se originó en el Rana Plaza, un edificio de ocho plantas que alberga fábricas textiles y un centro comercial, ubicado en el distrito de Savar, a treinta kilómetros de Dacca. Poco después, se derrumbó a causa de los daños estructurales.

Los talleres textiles New Wave Style y New Wave Bottom, emplazados en el centro comercial, fabricaban ropa para la compañía española Mango y para la italiana Benetton, según la organización Bangladesh Center for Workers Solidarity. Asimismo, la primera de ellas, New Wave Style, también confeccionaba vestimenta a marcas como Primark, Matalan y Bonmarche, muy conocidas en el Reino Unido.

Las autoridades bangladeshíes han indicado que cuando se originó el incendio había unas 3.122 personas en el edificio comercial, de las cuales unas 2.000 ya han sido rescatadas, mientras que un millar siguen desaparecidas.

Aunque los equipos de emergencia ya no confían en encontrar supervivientes, ayer, tras cuarenta horas de búsqueda, lograron rescatar a cuarenta y una personas con vida que estaban en una habitación de la cuarta planta, de acuerdo con el ministro de Gobierno Jahangir Kabir Nanak.

"Todavía no sabemos cuánta gente puede estar atrapada entre los escombros, pero nuestra prioridad es intentar encontrarlos con vida", ha dicho el jefe policial. Las tareas de búsqueda y rescate han entrado en su tercer día consecutivo.


Observe como en las fotos aparecen mujeres aunque se hable de trabajadores .



Cientos de trabajadoras y trabajadores  de la confección perdieron la vida y resultaron heridos cuando una  construcción de 8 pisos  de cinco fábricas textiles se desplomó el 24 de abril.
Grietas estructurales grandes aparecieron en la Plaza Rana del día anterior y se le dio la orden de evacuación. Los propietarios del edificio  y  de las fábrica ignoraron la advertencia e insistieron en que  el trabajo continúe horas antes de que el edificio se derrumbara
Este  accidentes laborales en Bangladesh llega sólo  cinco meses después de  que más de un centenar de trabajadorxs de la confección murieran en dos incendios de fábricas.

Trabajando por un salario mínimo de  $ 38 por mes, menos del uno por ciento de trabajadores de la confección en Bangladesh están representados por un sindicato. La Ley del Trabajo deja a los trabajadores que no se afilien  a un sindicato y no  luchen por  lugares de trabajo seguros y mejores condiciones de trabajo y mejores salarios.

 El sindicato  IndustriALL Global   y la  el consejo IndustriALL de  Bangladesh está pidiendo al gobierno que tome medidas urgentes para garantizar la libertad sindical y mejorar la capacidad y la seguridad contra incendios y el salario mínimo para los más de 3 millones de trabajadorxs de la confección en Bangladesh.

Envíe su mensaje de apoyo a estas demandas al primer ministro y el ministro de Bangladesh de Trabajo y Empleo en la actualidad.

http://www.labourstartcampaigns.net/show_campaign.cgi?c=1813


FUENTE: MUJERES DEL MEDITERRÁNEO



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada