jueves, 1 de agosto de 2013

SE DESCONOCE EL PARADERO DE 180 MIL MUJERES EMIGRANTES EN MÉXICO

México, DF. Alberto Xicotencatl, director de la Casa del Migrante de Saltillo, informó que se desconoce el paradero de 180 mil mujeres migrantes que entran al país por la frontera sur de México cada año (90 por ciento del total), situación que atribuye a secuestros de las redes de trata de personas y bandas delictivas, que las ubican en su paso por territorio nacional.







Según datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), al país entran 400 mil migrantes al año, mientras que los albergues y centros de Derechos Humanos en el sur de México reportan que la mitad son mujeres, por lo que se estima que 200 mil intentan llegar a Estados Unidos.

Sin embargo, Xicontencatl detalló que la Casa del Migrante de Saltillo y otras agrupaciones defensoras calculan que de esas 200 mil mujeres, sólo llega el 10 por ciento a la frontera norte de México, ya que por cada 10 hombres atendidos sólo hay una mujer, y del resto se desconoce su paradero.

“No sabemos dónde está (esa población) y cuál es su situación”, dijo el activista. Asimismo dio cuenta de que estas mujeres utilizan otras vías de traslado, como los autobuses, rutas en apariencia menos riesgosas que el tren de carga conocido como “La Bestia”.

Asimismo Alberto Xicotencatl detalló que en su trayecto las migrantes reciben amenazas contra sus hijas e hijos, son sometidas a violencia sexual, acoso y tocamientos, por lo que las definió como un grupo vulnerable e invisibilizado, blanco de las redes de trata con fines de explotación sexual y laboral.

El defensor participó en la presentación del informe “Saltillo, Coahuila. México, un lugar de tortura a personas migrantes”, en el que se documentan 35 casos de migrantes torturados y en los que se incluye el testimonio de una mujer centroamericana que fue golpeada, amenazada y sacada junto con sus tres hijos y su prima de su casa por policías municipales, quienes agredieron al padre de los niños y violaron a su prima.

Aunque la mujer ya abandonó Coahuila y no quiso denunciar, en el informe se acusa que la policía preventiva municipal tortura y detiene a migrantes para sembrarles droga, y así obligarlos a inculparse ante el Ministerio Público, situación que va en aumento, informó Xicotencatl.

Cabe destacar que Saltillo es un lugar de tránsito para las y los migrantes y aunque Coahuila es un estado fronterizo, para estas personas no representa un territorio en el que decidan quedarse a radicar; sólo pasan por ahí en su rumbo a Reynosa o Nuevo Laredo, Tamaulipas, y así llegar a Houston, Nueva York o recientemente se ha sabido que a Carolina del Norte.

FUENTE: AMECOPRESS - Foto: Retomada del sitio somosmigrantes.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada