jueves, 12 de septiembre de 2013

PANAMÁ: EXPERTAS/OS SE REUNIERON PARA REVISAR PROTOCOLO LATINOAMERICANO DE FEMICIDIO/ FEMINICIDIO





  Personas expertas de América Latina se reunirán en Panamá del 9 al 13 de septiembre para revisar y validar el Modelo de Protocolo Latinoamericano de Investigación de las Muertes Violentas de Mujeres por Razones de Género (femicido-feminicidio)redactado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y ONU Mujeres. Las actividades se enmarcan dentro de la Campaña del Secretario General de las Naciones Unidas, ‘ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres’.

El femicidio/feminicidio es considerado como uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres de América Latina. Según el informe de 2012 del Observatorio de Igualdad y Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL, en 2011 se registraron 1,139 homicidios de mujeres por el hecho de ser mujeres en ocho países de la región.

“La muerte violenta de mujeres por razones de género constituye la forma más grave de violencia contra las mujeres y pone a millones de mujeres, de todas las edades, en una situación de desasosiego permanente”, subraya la Representante Regional de ACNUDH, Carmen Rosa Villa. “Los Estados, las sociedades y el sistema de las Naciones Unidas tienen que trabajar de la mano para luchar contra ese fenómeno y contra la impunidad que los rodea. Es lo que queremos fomentar con el Modelo de Protocolo”, añade.

Desde 2007, en varios países de América Latina se desarrolla un proceso de tipificación de las muertes violentas de mujeres por razones de género, bajo la denominación de femicidios o feminicidios según los países. El Salvador, Guatemala, Colombia, Nicaragua y Bolivia han creado leyes especiales de prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres; Costa Rica, Chile, Perú, Argentina, Honduras y México han reformado las normas penales nacionales existentes.

Instituciones internacionales de derechos humanos han llamado la atención sobre las deficiencias y dificultades que subsisten en la investigación de muertes violentas de mujeres. Han subrayado, en particular, la persistencia de prejuicios y estereotipos en la práctica de los operadores judiciales; la demora en el inicio en las investigaciones y la inactividad de los expedientes; así como las negligencias e irregularidades en la recolección y práctica de las pruebas y en la identificación de las víctimas y responsables.

En este sentido, la Directora de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Moni Pizani, señala que “la redacción del Modelo de Protocolo se enmarca dentro de la estrategia global de lucha contra la impunidad en casos de violaciones de los derechos de las mujeres por parte de ACNUDH y ONU Mujeres”.

La responsable de ONU Mujeres especifica que “se trata de un instrumento técnico y práctico destinado a ofrecer a los funcionarios judiciales, fiscales y policía directrices para la investigación penal eficaz de las muertes violentas de mujeres por razones de género, de conformidad con las obligaciones internacionales suscritas por los Estados”.

En el proceso de revisión y validación del Modelo de Protocolo participarán especialistas de la magistratura, el poder judicial, la abogacía, policía, forenses y académicas de Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, El Salvador, Ecuador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Uruguay, así como representantes de entidades regionales e iberoamericanas. Tiene como objetivo recoger las experiencias y recomendaciones de las personas responsables de la investigación, el enjuiciamiento, la sanción y la reparación de las muertes violentas de mujeres por razones de género. Busca así garantizar la utilidad y la aplicación posterior de la herramienta.

Impunidad

El Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas ‘Poner fin a la violencia contra la mujer’ de2006 se refirió al efecto que tiene la impunidad sobre la vida de las mujeres así: “La impunidad por la violencia contra la mujer agrava los efectos de dicha violencia como mecanismo de control de los hombres sobre las mujeres. Cuando el Estado no responsabiliza a los autores de actos de violencia y la sociedad tolera expresa o tácitamente a dicha violencia, la impunidad no sólo alienta nuevos abusos, sino que también transmite el mensaje de que la violencia masculina contra la mujer es aceptable o normal. El resultado de esa impunidad no consiste únicamente en la denegación de justicia a las distintas víctimas/sobrevivientes, sino también en el refuerzo de las relaciones de género reinantes y asimismo reproduce las desigualdades que afectan a las demás mujeres y niñas”.

En junio de 2012, en el marco de la campaña “UNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres” del Secretario General de las Naciones Unidas, ACNUDH y ONU Mujeres organizaron la primera reunión de expertos y expertas con el fin de redactar un Modelo de Protocolo Latinoamericano de Investigación de las Muertes Violentas de Mujeres por razones de género (femicidio/feminicidio).

Las actividades que tendrán lugar en Panamá reunirán expertos y expertas de varios países de América Latina con el fin de revisar el documento propuesto para que se pueda convertir en una herramienta útil para luchar contra la impunidad que existe en casos de muertes violentas de mujeres por razones de género.

FUENTE. AMECOPRESS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada