jueves, 17 de octubre de 2013

MISIONES SERÁ LA PRIMERA PROVINCIA CON JUZGADOS EXCLUSIVOS DE VIOLENCIA FAMILIAR

En la reforma judicial aprobada por la Cámara, se crean dos juzgados específicamente dedicados a violencia de género.









Una de las principales novedades del paquete de leyes que sancionó la Cámara de Representantes el jueves pasado apunta a la creación de dos nuevos juzgados que estarán específicamente dedicados a llevar las causas por violencia de género, y que atenderán a todos los casos del área de Posadas y alrededores (en la primera circunscripción). 
Hasta ahora, solo dos juzgados de Familia atendían las causas de violencia de familia en esa órbita (Juzgado de Familia 1, a cargo de la magistrada Carmen Bertolotti de Esperanza y el Juzgado de Familia 2, a cargo de la jueza Julia Marta Alegre, ambos funcionando en los tribunales de la avenida Santa Catalina). 

Las leyes sancionadas la semana pasada prevén la creación de tres juzgados más, uno tendrá competencia en la órbita de familia y los otros dos estarán dedicados a atender solamente las causas de violencia de género.
Es decir, se lleva de dos a seis los juzgados con competencia en temas de Familia en el área metropolitana de Posadas. 
Estas causas abarrotan los juzgados y representan prácticamente la mitad de las causas que llevan este tipo de tribunales.
Según las estadísticas de la Justicia misionera, en 2010 ingresaron 5.354 causas en los dos tribunales de Familia de Posadas (sobre un total de 9.548 en las cuatro circunscripciones en que se divide la provincia).
De ese total, 2.685 son causas por Violencia de Familia (ley 3325). 
Es decir, la mitad del trabajo de los juzgados de Familia tiene que ver con las denuncias por violencia.


Lo novedoso es que estos tribunales con competencia específica en la Violencia Familiar no se implementaron hasta ahora en la Argentina en ninguna jurisdicción. "Misiones es la primera prueba, veremos como resulta", dijo a Misiones On Line el titular del Colegio de Abogados de Misiones, Martín Ayala.

El abogado, sin embargo, mostró sus reparos sobre la efectividad de implementar este método, ya que "generalmente las causas de violencia tienen otras causas conexas, como divorcio, tenencia de los hijos, alimentos, y ahora estas causas estarán en juzgados los hechos violentos, algo que se busca evitar"

Eufemismos

La ley de Violencia Familiar, sancionada en 1996 y modificada en 2007, dice en su artículo 1° que “Toda persona que sea víctima de violencia familiar -entendiéndose a la misma como toda acción, omisión,
abuso o abandono que afecte la integridad física, psíquica, moral, sexual,
patrimonial y la libertad de la misma en el ámbito familiar, aunque no
configure delito, sea ésta en forma permanente o temporaria- puede
denunciar estos hechos en forma verbal o escrita…”.
Los expertos reconocen que en la enorme mayoría de los casos (más del 95 por ciento) los denunciados son los hombres y las denunciantes son las mujeres. Se habla de “violencia de género”, también, como eufemismo para referirse a la violencia (o supuesta violencia) del hombre sobre la mujer.

Más allá de los importantes avances en materia de proteger los derechos y la integridad de las mujeres, algunos críticos también señalan que todos estos institutos legales y la fuerte campaña a favor de denunciar cualquier modo de violencia de género (incluyendo un simple grito en una discusión matrimonial), abrió la puerta para que -en no pocos casos-, se utilice como excusa un supuesto acto de violencia psíquica o física y se caiga en el abuso de este recurso para dirimir una disputa conyugal o gatillar la expulsión de uno de los cónyuges del hogar familiar.

Algo que también colabora a atestar los juzgados que, justamente a partir de estos cambios, buscan darle más celeridad a las causas que pueden tener una resolución rápida.

FUENTE: MISIONES ON- LINE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada