sábado, 19 de octubre de 2013

PESA DENUNCIA POR ABUSO SEXUAL SOBRE EL PADRE DE JAZMÍN

Al margen de esta sospecha, el Juzgado de Familia de Bariloche mantiene la guarda de Jazmín a cargo de Eduardo De Marcos, quien ya está en Ecuador a la espera de llevarse la niña de 6 años. Por ese motivo, familiares y amigos de la madre denuncian "graves irregularidades" en la causa que lleva adelante la Jueza Marcela Trillini. Marcela Fillol -la madre- está internada en aquel país y la Cancillería Argentina interviene para preservar la integridad de la menor, según pudo saber ANB. A través de una cadena de videos intentan concientizar sobre el caso y lograr Justicia.





Una dramática situación atraviesa Jazmín, la niña de seis años de edad que fue llevada por su madre, Marcela Fillol, a Ecuador. Ambas se refugiaron en Cuenca, durante 11 meses, "escondiéndose" del padre de la niña, Eduardo De Marcos, sobre quien pesa -desde hace una semana- una denuncia por “abuso sexual” contra la menor.
La presentación fue radicada en la Fiscalía 3 de Bariloche, por la Defensora de Menores de la Tercera Circunscripción Judicial.
De Marcos había denunciado, la desaparición de la niña y su madre, y hace pocos días anunció el reencuentro con su hija.
Si bien la magistrada del Juzgado de Familia Número 9, Marcela Trillini, otorgó en septiembre pasado la guarda de la niña a su padre, por lo que el progenitor contaría con autorización legal para retirarla de Ecuador, la Justicia de ese país la retiene en una institución de menores. La determinación surge a partir de que tomó conocimiento de la denuncia por “abuso sexual” que pesa sobre De Marcos.

En tanto, la Cancillería Argentina trabaja intensamente sobre el caso y pidió información a la Justicia local, que habría demorado al menos tres días en responder, de acuerdo a fuentes cercanas a la madre de la niña.
Se suma a la crítica situación, el delicado estado de salud de Marcela Fillol, quien padece una grave enfermedad, por la que se encuentra internada en Cuenca. De hecho, el viaje a Ecuador "para proteger a su hija", complicó su condición, debido a que no pudo recibir el tratamiento adecuado en Buenos Aires, confiaron a ANB familiares de Fillol.
Esos calificados testimonios, precisaron que Marcela "no cuenta con abogada defensora" -habría renunciado por amenazas-, y denunciaron “graves irregularidades” en la causa e imposibilidad de acceder al expediente, a cargo de la jueza Trillini.
Respaldan esas afirmaciones, perfiles psiquiátricos que definen a De Marcos como un “manipulador”, y que fueron aportados oportunamente por la madre de Jazmín.
Contra De Marcos, su ex esposa presentó otras denuncias por “maltrato familiar”, que fueron “llamativamente desestimadas por la jueza” Trillini, consignaron las fuentes.
La desesperación de Marcela, desembocó en que tomara la decisión de dejar el país con Jazmín, luego de que la Justicia local dispusiera un régimen de visitas con el padre, que implicaba que la niña viaje sola a Buenos Aires (donde el denunciado radica) una vez al mes.
Amigos y familiares de Fillol realizan desde hace varios meses una campaña de "esclarecimiento" del caso, a través de la producción y publicación de videos testimoniales, bajo el nombre "Antorchas por Jazmín", que pueden observarse en la red youtube.
De Marcos “es un monstruo”, describieron los testimonios a ANB. Por su parte -tal como consignó ayer este medio- el padre presentó el caso como el “secuestro” de Jazmín por parte de la madre, para llevarla a una “secta”. (ANB)

FUENTE: ANB

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada