miércoles, 18 de diciembre de 2013

CHINA LEVANTARÁ SANCIONES PARA TENER MÁS DE UN HIJX

China confirmó este año el viraje en su estrategia de mercado al aprobar cuestiones "determinantes" para el desarrollo del sector privado y el consumo interno, cambio que tuvo su correlato en un aspecto considerado esencial en la histórica Revolución Cultural: permitir que cada familia pueda tener más de un hijo.



En el XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) realizado en noviembre, el partido gobernante declaró con bastantes ambigüedades que realizará amplias reformas a su sistema económico para lograr "resultados decisivos" para el 2020.

Los nuevos líderes, encabezados por el presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang, impulsaron un modelo de crecimiento basado en el consumo interno que reemplace al actual, apoyado en las exportaciones y empresas estatales gigantes que comienzan a dar señales de agotamiento.

Lo principal es el establecimiento de una relación adecuada entre el gobierno y los mercados, en la que éstos jueguen un papel "decisivo" en la asignación de recursos.

Además y en una decisión histórica, China decidió abolir sus campos de "reeducación a través del trabajo" y suavizará su política de planificación familiar de un hijo único, lo que permitirá a más parejas tener dos hijos.

El gobierno informó que la política del hijo único, iniciada a fines de los 70, logró frenar la superpoblación del país y permitió a incontables familias salir de la pobreza o evitarla.

China ampliará la entrada de capital privado en su sector bancario y construirá un sistema de seguridad social "más imparcial y sostenible", que aumente "gradualmente" la edad de jubilación.
En materia económica y social, China ampliará la entrada de capital privado en su sector bancario y construirá un sistema de seguridad social "más imparcial y sostenible", que aumente "gradualmente" la edad de jubilación.

La economía de China experimentó un crecimiento de dos dígitos durante 30 años, pero el gobierno prevé que el ritmo de expansión se ralentizará y caerá a un 7,5% en 2014, el punto más bajo en 23 años.

China ampliará la entrada de capital privado en su sector bancario y construirá un sistema que aumente "gradualmente" la edad de jubilación, que actualmente es de 60 años en el caso de los hombres y de 55 en el de las mujeres.

Además, planea una entrada en 2014, con más flexibilidad en lo político, lo económico y lo social, que la acerque al mundo del mercado para reintegrarse con más fuerza en el selecto club de las grandes potencias.

 fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada