martes, 10 de diciembre de 2013

UN ESFUERZO GLOBAL PARA ERRADICAR LA DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Entre el 2 y el 4 de diciembre se realizó en Bangkok, Tailandia, el Foro Global en Medios de Comunicación y Género convocado por la Organización de las Naciones Unidas, para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Al cierre del mismo se constituyó una Alianza Global en Medios y Género (GAMG) que intentará apuntalar el debate sobre el tema con vistas a la revisión, en el 2015, tanto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio como de la Conferencia Mundial de la Mujer de Beijing. Esta alianza, que nació ya en Bangkok con casi cien organizaciones asociadas de todo el mundo, es un intento porque el debate internacional sobre desarrollo, pero particularmente sobre género, no excluya el relevante rol de los medios de comunicación en el logro del mismo.






 Hacía 20 años que no se realizaba un evento mundial sobre comunicación y género. El último, justamente, se celebró también encentral2 Bangkok en 1994, con el objetivo de apuntalar el debate que se daría un año después en Beijing durante la Conferencia Mundial de la Mujer convocada por la Organización de las Naciones Unidas. Pero ese encuentro, llamado La comunicación como fuente de poder para las mujeres, no fue convocado por un organismo de las Naciones Unidas sino por organizaciones de la sociedad civil. Esta es la primera vez que un foro de este tipo es convocado desde la Organización de las Naciones Unidas, concretamente desde  la Organización de las Naciones Unidas, para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La realización del Foro Global en Medios de Comunicación y Género- Hacia una Alianza Global, que se realizó la pasada semana en Bangkok, indica el esfuerzo, por parte de esta organización, de instalar en el debate  internacional la necesidad imprescindible de que los temas de género, y particularmente la comunicación, sean parte de los elementos que se consideren imprescindibles en una agenda futura de desarrollo. No habrá desarrollo sustentable ni justicia social si las mujeres estamos excluidas de la ecuación y, en el logro de la igualdad, los medios de comunicación ocupan un lugar central.

El Foro, que convocó a periodistas, académicas/os, organizaciones de la sociedad civil, funcionarias/os, directivas/os de medios de comunicación y de organizaciones profesionales de periodistas de todo el mundo, no contó sin embargo con la participación de las máximas autoridades de los organismos de Naciones Unidas. Irina Bokova, directora de UNESCO, cuya presencia estuvo confirmada en un principio, finalmente no pudo asistir. En su lugar y a cargo de todo el evento, estuvo el Director Asistente de Comunicación e Información de UNESCO, Janis Jarklin. Tampoco estuvo presente ONU Mujeres, el organismo de las Naciones Unidas para las Mujeres; en su lugar se proyectó durante la apertura del evento un mensaje realizado en video de Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora del organismo.

El secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, estuvo representado por Luc Stevens, quien durante su exposición vinculó el acceso a la comunicación de las mujeres como parte de su derecho a la libertad de expresión. “La equidad de género es también un derecho básico y es uno de los Objetivos del Milenio. El hecho de que las mujeres puedan expresarse libremente contribuirá al cambio social” expresó.

Otro tema que también sobrevoló todo el foro –además del derecho a la libertad de expresión de las mujeres y la necesidad de unir indisolublemente los conceptos de igualdad de género y desarrollo sostenible- fue el doble rol de los medios de comunicación –particularmente de los nuevos medios disponibles a partir de la tecnología digital-en relación al logro de la igualdad: por un lado son herramientas fundamentales de las que las mujeres disponen y que utilizan para empoderarse y, por otra parte, son fuertes reproductores de la desigualdad. Kalpana Sharma, periodista hindú, se refirió en este sentido, durante la ceremonia de apertura, a cómo los medios de su país reprodujeron innumerables veces la grabación del video de la violación a una mujer.

Si bien el evento fue llamado Foro Global sobre Medios de Comunicación y Género, la mayoría de las referencias y presentaciones estuvieron vinculadas a la representación de las mujeres en los medios de comunicación y al lugar que ocupan dentro de la estructura laboral. Hubo poquísimas referencias a cómo esta situación afecta a personas con identidades de género diversa.

La formación de una alianza global

El objetivo con el que se realizó el Foro Global en Medios de Comunicación y Género fue la conformación de una Alianza Global en Medios y Género (GAMG), cuyo objetivo será –fundamentalmente en los próximos dos años- apuntalar el debate global sobre comunicación y género en el marco de la reformulación, en el 2015, de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la revisión de la Plataforma de Acción aprobada durante la Conferencia Mundial de la Mujer de Beijing, además de la revisión, también en el 2015, de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (realizada en el 2003 y 2005).

El Plan de Acción aprobado en 1995 en Beijing incluye a los medios de comunicación como una de las 12 áreas prioritarias de acción para el logro de la igualdad de género. Durante los procesos de revisión de Beijing realizados desde entonces (tres hasta la fecha, cada cinco años), el énfasis puesto en los medios fue bajísimo, lo mismo que la atención que da al tema el trabajo constante de la Comisión sobre la Condición de la Mujer de las Naciones Unidas (CSW por sus siglas en inglés).

La GAMG nace entonces para llenar el vacío que hubo sobre el tema en los últimos 20 años por parte de los organismos encargados del seguimiento del tema. Pero además lo hace en un contexto esperanzador, ya que en los últimos años se vienen detectando, en distintos lugares del mundo –y Argentina es un buen ejemplo de ello- avances en el logro de la igualdad en los medios.

El Plan de Acción de la GAMG –cuya versión definitiva estará disponible antes de fin de año en la web de UNESCO-, que fue debatido durante varios meses por especialistas de todo el mundo y discutido durante los tres días del Foro en Bangkok por participantes de los cinco continentes, tiene como aspectos destacables –además de la inclusión en el mismo de los aspectos conceptuales señalados del desarrollo unido a la igualdad y la libertad de expresión- el compromiso de que el trabajo de la GAMG se realice en el marco de los derechos humanos y define como los objetivos centrales del mismo: 1) Influenciar los debates que tendrán lugar en el 2015 –agenda post Objetivos de Desarrollo del Milenio y Conferencia Mundial de la Mujer, que se realizará el mismo año en Pekin-; 2) Desarrollar acciones tendientes al logro del empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género en los contenidos de los medios y dentro de la estructura laboral de los mismos.

La referencia explícita al derecho a la comunicación y a la libertad de expresión de las mujeres es fundamental, ya que éste suele ser el argumento con el que las empresas mediáticas rechazan cualquier tipo de regulación.

Incidencia sobre Pekin y los ODM

En relación a la Conferencia Mundial de la Mujer que se realizará en el año 2015 en Pekin, en revisión de la Conferencia Mundial de la Mujer de 1995 de Beijing, la GAMG propone, entre otras iniciativas, que se discutan acciones afirmativas y/o sistemas de cuotas para las empresas de medios de comunicación; convocar a encuentros con directivas/os de medios para discutir estrategias de acción; involucrar a las personas jóvenes; y promover que las periodistas sean convocadas en los procesos de reconstrucción de la paz.

En relación al debate de la agenda de desarrollo post 2015, promueven que se asegure un igual tratamiento para mujeres y varones en los medios, la seguridad de las mujeres en los mismos y una representación justa de las imágenes, entre otros temas.

Algunas de las acciones prioritarias que realizará la GAMG durante los años 2014 y 2015 serán la inclusión de personas jóvenes en el logro de la igualdad en los medios; la promoción de educación formal, y de investigaciones y literatura, que incluyan contenidos de comunicación y género; promover la cooperación entre empresas de comunicación, Estado y sociedad civil; y la búsqueda de fondos para proyectos sobre comunicación y género.

La GAMG nació en Bangkok con la inclusión de 74 instituciones de todo el mundo, tanto organizaciones de la sociedad civil, como espacios académicos, asociaciones profesionales de periodistas, organismos internacionales y empresas de medios de comunicación. Entre ellas, y más reconocidas en esta región del mundo: la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), Geena Davis Institute on Gender and Media, Inter Press Service, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la misma UNESCO. Quien desee suscribirse a la GAMG puede hacerlo a través de este link.

FUENTE. COMUNICAR IGUALDAD - Por Sandra Chaher, desde Bangkok

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada