jueves, 13 de febrero de 2014

VIOLENCIA INSTITUCIONAL: comisaría " Modelo" en violencia de género

La mujer se presentó en la comisaría 4ª de San Fernando para denunciar a su hermano, que la golpeaba. Pero en la seccional no sólo no le tomaron la denuncia sino que además la golpearon, la patearon y la detuvieron por desacato. Un video muestra la golpiza.




El video dura poco menos que un minuto y medio. En él se ve a un policía que toma del cuello a una mujer y la empuja por arriba de un escritorio. La escena transcurre en la oficina de una comisaría. La mujer, a los manotazos, logra liberarse del policía, pero sólo por un instante. El agente vuelve raudo a la carga, la zamarrea por la oficina y, con la ayuda de otro agente que aparece en escena, la tira al piso. Los gritos desesperados de la mujer se escuchan durante gran parte del video. La agredida es Sandra Cabo, una mujer que, junto a su hermana –la que pudo grabar el video–, había ido a la comisaría de San Fernando para denunciar a su hermano, que la golpeaba. La respuesta que le dieron los policías fue más de lo mismo. O incluso peor: no sólo no le tomaron la denuncia sino que la agredieron y, para peor, la detuvieron por desacato. Luego de la difusión del video, el Ministerio de Seguridad bonaerense decidió separar a los dos agentes involucrados en la brutal agresión.


El martes pasado Sandra y Graciela Cabo fueron a la comisaría 4ª de San Fernando para denunciar un caso de violencia de género, protagonizado por uno de sus hermanos, Alejandro, quien las golpeaba. Pero una vez allí, las hermanas cuentan que uno de los policías se negó a tomarles la denuncia, lo que motivó el reclamo de Sandra y la paliza del agente.

La mujer terminó detenida por resistencia a la autoridad. Estuvo hasta las 12 de la noche en la seccional, situada en Miguel Cané al 4600, y después la trasladaron a la comisaría de la mujer en Martínez. Ayer a la tarde fue liberada y al salir dijo que la habían atacado y “amenazado con una escopeta”, al igual que a su padre cuando fue a la comisaría a pedir explicaciones.

Familiares de la mujer y su abogado, Manuel Rodríguez, contaron que los policías habían actuado así porque tendrían supuestos “negocios” con Alejandro, quien al parecer era delincuente. “Vos conocés a mi hermano y por eso lo limpiás”, habían dicho las mujeres antes de la agresión, según sostuvo el abogado.

“Durante las horas que estuve detenida me tiraron al piso, me patearon, me pusieron las esposas muy fuerte, tengo todos los brazos hinchados. Pero los golpes no me interesan, no me duelen, pero sí la humillación”, dijo Sandra. La mujer detalló que estuvo un rato de rodillas, pidiéndoles que no la lastimaran “porque tengo cuatro hijos”. Sandra precisó que le dieron “varias trompadas en la cabeza” y “una patada en la espalda”, y subrayó: “Yo en todo momento los traté con respeto, lo único que les pedí es que me dieran el acta de la denuncia aunque sea para leerla, pero me decían que me fuera”. “Cuando llegó mi papá también le dijeron ‘no hagas quilombo que los saco a todos a escopetazos’. A él también le apuntaron”, añadió Sandra.

Roxana Cabo, hermana de Sandra, Graciela y Alejandro, explicó: “Mi hermano les pegó a mis dos hermanas. Cuando Sandra le pidió una copia de la denuncia el comisario le dijo ‘¿qué querés ver vos?’ y no le dio nada”. “Después el policía rompió un vidrio al revolearle la cartera. Mi hermana fue a hacer una denuncia por violencia de género y le pasa esto”, señaló Roxana.

En tanto, la auditora del Ministerio de Seguridad bonaerense, Viviana Arcidiácono, confirmó que “los efectivos fueron separados de sus cargos” y que se aplicó el protocolo para investigar los casos de violencia policial. Ayer trascendió el nombre de uno de los policías: el subteniente Juan Escobar. “Tenemos elementos que hay que tramitar para empezar a procesar la investigación; en principio los efectivos están separados de sus cargos y tenemos que armar el expediente.”

Arcidiácono precisó que en la causa intervienen tres fiscales: uno por el caso de violencia familiar, otro por el abuso policial y un tercero por los cargos contra Sandra de resistencia a la autoridad.

“Estamos reuniendo los elementos necesarios para seguir con la investigación; hay dos efectivos que ya están separados de sus funciones, ahora hay que determinar responsabilidades y cuál fue el involucramiento de cada uno, para lo que ya iniciamos el trámite correspondiente”, detalló.

Fuente: Página 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada