lunes, 3 de noviembre de 2014

FLORES ROBADAS

Según un informe de la ONU, Argentina integra junto con Chile, Brasil, Sri Lanka y Cuba, la lista de países con mayor explotación sexual en el mundo. Un 40 % de estas víctimas de trata se inicio siendo menor.




La red internacional ECPAT en 2008 señaló a nuestro país como uno de los destinos emergentes de mayor crecimiento de Turismo Sexual Infantil ocupando el 2º lugar en Latinoamérica estimándose que se reclutan 5.000 chicos/año con tales fines. En 42 países y más de 1.100 empresas está vigente el Código de Conducta que adoptó Suecia en 2004 como un instrumento de autorregulación y de Responsabilidad Social Corporativa financiado por la UNICEF y la Organización Mundial del Turismo para neutralizar estas prácticas en los países emisores y receptores. Estas ONGs han alcanzado promisorios resultados en lugares arquetípicos como Tailandia, pero ninguno en la Argentina, donde desde cualquier locutorio se puede acceder a las subastas de “vírgenes de 12 años sin uso” o videos de violaciones de menores seguidas de muerte en las redes de pedofilia. La extensión y naturalización del negocio de la “adultización” queda evidenciado en la proyectada legalización de la pedofilia en Irak y por los casos de personajes famosos como Woody Allen, Marcial Marcel (Legionarios de Cristo), Bill Cosby, Silvio Berlusconi o de Gabriel García Márquez que en su obra “Memoria de mis putas tristes” hace afirmar a su protagonista “El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen”. En otras latitudes hay repuestas categóricas como el boicot al libro y las movilizaciones para obstaculizar el rodaje de la respectiva película en oposición a la apología de la pederastia y la prostitución infantil que suponía.

Sorvino, embajadora de buena voluntad de la ONU para combatir la trata de personas puso de relieve el impacto del problema cuando sostuvo que en USA “una de cada tres mujeres será violada o asaltada durante su vida”. La mayor parte de las violaciones y abusos no se denuncian o se revelan después de muchos años como en los casos de Xuxa, Carlos Santana, Britney Spears, Luis Ventura o Mike Tyson.

En la Argentina la extensión y naturalización de los abusos, la trata y el femicidio tienen una difusión epidémica que puede observarse en los medios masivos a través de la propaganda y los contenidos de muchos programas. La cerveza Schneider frente a la airada reacción de diversas instituciones retiró su anuncio “perdón por buscar el roce arriba del bondi”, donde un joven “entregaba” a su hermana para evitar que un amigo emigre, naturalizando juguetonamente conductas sexistas y delictivas. La revista la TKM, destinada al público adolescente-en su mayoría femenino- que llevó el título “Cómo levantarte a un chico más grande” recomendaba mentir la edad, ocultar la identidad, de aparentar ser más grande y disimular sus gustos para acercarse al deseo del otro, difundiendo modelos femeninos que estimulan peligros latentes en la sociedad actual La nota salió la misma semana en la que la sociedad estuvo en vilo con el caso Magaly una nena de 12 años que se fugó de su casa y apareció 17 horas después, en compañía de un hombre de 24 años detenido por abuso sexual agravado, que declaró “pensé que tenía 17”. Uniformes de colegialas para las expendedoras de combustibles, venta de bikinis para niñas infantiles con relleno en la parte superior, difusión en actos municipales de cumbias con letras denigrantes para las mujeres y las niñas, clases gratuitas de raggeton financiadas con fondos municipales, concursos de belleza con la participación de menores de edad, violaciones dentro de los “boliches” bailables, todas muestras claras del generalizado incumplimiento a la Ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Desde el “Bambino Veira” explicando sus “graciosas locuras”, Franchela con su “nena” en sus propios programas de TV, al “Padre Grassi” en su insólita cárcel VIP pasando por los casos de Marita Verón, Angeles Rawson, Candela, Melina Romero, Araceli y Serena, Lebbos en Tucumán, Soledad en Catamarca muestran el nivel de cómplice impunidad de que gozan los criminales que pasaron a protagonizar “pícaros” chistes de café, mientras se lincha mediáticamente con morbo a las víctimas, cuestionando su proceder y estigmatizándolas.

Las cercanías, los silencios estratégicos y el cobijo brindado por el poder en Río Negro a abusadores seriales como Marcelo Morelli (San Antonio Oeste), Fabián Villanueva y Carlos Mesa (Cipolletti), Alberto Pampín y el caso Schlageter Boulton (Bariloche), el caso Fazzanella (General Roca), por nombrar sólo algunos de los más resonantes episodios determinaron que nunca se procesara a los cómplices, proveedores de drogas, consumidores de prostitución infantil, redes de pedófilos usuarios a través de internet o de Turismo Sexual organizado por alguno de ellos. Falla la tipificación del delito por no entrelazar estas muertes con las tramas sociales que las hacen posibles, que las enmarcan en un continuo de violencias y lucro a cualquier costo. Se concluye entonces que los reos a diferencia de lo que ocurre en otras partes del mundo siempre actuaron solos, durante años, por impulsos aislados, no lucraron, no chantajearon, no amenazaron ni vendieron a los menores, ni a los registros fotográficos o videos que tomaron. De ese modo pueden volver antes a la calle. Ni el clamor popular de las marchas pidiendo justicia, ni la creciente inquietud de la comunidad por los cientos de casos que colocan a Río Negro al tope de LAS ENCUESTAS nacionales, logra detener los abusos, desarticular las redes de pedofilia o acelerar el esclarecimiento de las muertes de Otoño Uriarte o de Karen Alonso que claramente esperan y reclaman otra justicia diferente a la que recibió el caso Atahualpa.

Una justicia sospechada por sus conductas equívocas. El Dr Eugenio Zaffaroni integrante de la Corte Suprema de justicia prefirió pagar una multa contravencional a explicar el alquiler de sus propiedades para prostíbulos con menores, el Dr. Luis Moreno Ocampo propuesto para ocupar su lugar, fue abogado defensor del reverendo pedófilo “Padre” Grassi, mientras sus víctimas eran secuestradas, golpeadas y amenazadas con armas de fuego para hacer variar sus testimonios. El Dr. Miguel Ángel Pierri otro de sus defensores con la experiencia acumulada, ha encabezado la defensa de Mangieri el asesino de otra menor Ángeles Rawson. En mayo, la policía federal realizó varios allanamientos en Buenos Aires como parte de una investigación internacional y arrestó a 16 personas acusadas de traficar imágenes y que eran parte de una red internacional de pornografía infantil. La policía confiscó los artefactos electrónicos que incluían más de 10.000 imágenes aberrantes de menores, principalmente de entre 2 y 10 años, pero dejó en libertad a los perpetradores tras una indagatoria a cargo del juez nacional. Al término del año seguía en curso la investigación judicial para determinar si los perpetradores distribuían pornografía infantil, con los imputados libres.

En los procedimientos judiciales rionegrinos, no se aplican los protocolos internacionales de Palermo ni la Guía de Buenas Prácticas para el abordaje judicial niños, niñas y adolescentes de la Unicef, para investigar e indagar los casos de abusos de menores. En los tribunales de Viedma la Cámara Gessell no reúne las condiciones exigidas para habilitar su uso y validar sus resultados. No se supervisan, ni graban, ni monitorean sus actividades La formación de psicólogos forenses en técnicas de entrevistas a niñez víctimas de abuso sexual, explotación sexual comercial y trata de personas no es lo suficientemente extensa y específica como para alcanzar el perfil de especialización necesaria. Estas carencias han posibilitado que en muchos casos se recomienden revinculaciones forzadas con el agresor, como muestra el extendido uso efectuado del Síndrome de Alienación Parental (SAP) como justificativo. El SAP de autoría del Dr. Gardner un pedófilo confeso que se suicidó declarando que el mencionado síndrome era un invento suyo para beneficiar a otros pedófilos ya ha sido desechado por las Sociedades Científicas y Colegiaturas Profesionales de todo el mundo, pese a lo cual sigue aplicándose como argumento y fundamento en Río Negro. Similares carencias de Recursos Humanos se observa en los hospitales públicos de la zona Atlántica donde no se cuenta con un solo Especialista con años de posgrado en la materia o Master en Clínica de Niños y Adolescentes.

La mitad de los locutorios o cibercafés porteños ya han recibido clausuras por permitir el acceso y captación de menores con tales fines. En 220 de los mencionados se encontraron camas y cuartos reservados con cámaras para abusar de menores y registrar los delitos con el fin de comercializarlos, preservativos, alcohol no autorizado, sustancias de consumo prohibido. En los cibercafés y locutorios con internet de Río Negro: ¿Existen programas de filtro de acceso a lugares de internet inadecuados para menores, y se controla severamente su uso? ¿Cuántas multas se han realizado y cuántos locales se han clausurado por la presencia de menores en horarios nocturnos en los mismos? ¿Se ha dispuesto la obligatoriedad de disponer de cámaras de seguridad que registren las actividades de los menores que concurren, también durante los horarios escolares a jugar en red? ¿Qué utilidad brindan los cuidados de los padres en los hogares sobre el uso de internet, si los locutorios son un espacio descontrolado de acceso libre? ¿Cuáles son las acciones y los resultados de los diversos organismos y entidades con competencias sobre los menores?

Las consecuencias del abuso y la prostitución infantil sobre los afectados son devastadoras, SIDA, Embarazo y Suicidios Adolescentes, Adicciones, Depresiones, todos indicadores con expansión logarítmica en nuestro país. Una importante fuente de jóvenes esclavizados por la trata son los institutos de menores, los estratos sociales vulnerables, o los niños de zonas que ha sido expuesta a desastres (guerras, tsunamis, hambrunas, etc.) donde aparecen de inmediato interesados en adoptar o hacerse cargo de los niños. Según la actriz Demi Moore que ha formado una Asociación en defensa de los menores expuestos a la trata esto ocurre “porque es menos peligroso y más lucrativo vender a un menor que vender droga”.

El artículo 19 de la Convención Internacional de los derechos del Niño refrendada por la Argentina, obliga taxativamente a intervenir en su defensa. Sin embargo, la indiferencia y la falta de medidas para enfrentar el problema resultan evidentes. En el 2006 se votó la Ley de Protección del Niño que incluía la creación de la figura del Defensor del Niño, la Niña y el Adolescente, no solo no han cumplido con la ley sino que la comisión que debía elegirlo nunca se conformo. En la Legislatura de Río Negro se ha presentado un proyecto en el mismo sentido hasta el momento no ha llegado a recinto. El difundido caso de Marita Verón hizo albergar esperanzas de que la ley contra la Trata de personas iniciara una nueva etapa, la absolución en primera instancia de los acusados, la falta de reglamentación de la ley, de presupuestos y personal calificado para ejercer las funciones punitivas y de control y la falta, hicieron desvanecer esas expectativas por completo. La ley provincial espejo de la anterior ha seguido el mismo derrotero, sin reglamentar ni aplicar, como evidencia la cantidad de locales de alterne que persisten en todas partes. La senadora entrerriana por el Frente para la Victoria, Sigrid Kunath, presentó un proyecto de ley para establecer la imprescriptibilidad de los delitos contra la integridad sexual de los menores de edad. La iniciativa busca reformar el Código Penal y propone la inhabilitación especial perpetua cuando quien comete el delito se haya valido de su cargo o profesión. ¿Qué pasará con los conocidos médicos que revisan periódicamente a las mujeres sometidas a trata y explotación sexual en el Alto Valle que ya acumulan otros expedientes? También sería conveniente que en los colegios se implemente realmente la Ley de Educación Sexual para reforzar la prevención, la información y la ayuda a los jóvenes atrapados por este flagelo. Dijo Gandhi lo más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena. Es necesario que como sociedad nos interroguemos. ¿Estamos haciendo lo suficiente?

Fuente: ADN - Por Lic. Javier García Guerrero. Profesor de Posgrado de Administración de Sistemas de Salud de la Fundación Favaloro. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada