sábado, 28 de marzo de 2015

ARGENTINA, CORRIENTES. " El femicidio de Eli ya tiene condena"

Es el primer caso de condena por femicidio en la ciudad de Corrientes. En el tribunal hubo abrazos emocionados. El caso, ocurrido el 13 de mayo de 2013, conmovió a la provincia. “Las pruebas estaban a la vista”, señaló el abogado querellante, Salvador Pischeda.





La Justicia de Corrientes condenó ayer a Adrián Sosa García a la pena de prisión perpetua por encontrarlo materialmente responsable del crimen de Elizabeth Verón. El tribunal correntino encargado de llevar adelante el juicio oral y público entendió que su responsabilidad se encuentra agravada por ser pareja de la víctima y mediar violencia de género. Mujeres, amigos, familiares y organizaciones que combaten la violencia de género se manifestaron frente a los tribunales y celebraron el veredicto, en el primer juicio por femicidio en la capital correntina y el segundo en toda la provincia. “Se hizo justicia”, fue la expresión de los familiares de Verón apenas conocida la decisión.

La última jornada del juicio por el femicidio de Elizabeth Verón en Corrientes estuvo signada por la presentación de alegatos y la posterior sentencia del Tribunal Oral Penal (TOP) Nº 1 de Corrientes, que se conoció cerca de las 18. “Nosotros esperábamos la condena porque, como habíamos venido manifestando, las pruebas estaban a la vista”, señaló el abogado querellante Salvador Pischeda.

Más temprano, la fiscalía y la querella habían solicitado para el único acusado, Adrián Sosa García, la pena de prisión perpetua. La defensa pidió la absolución y, al hacer uso de sus últimas palabras antes de darse a conocer la sentencia, Sosa García se declaró inocente y exigió al Tribunal que “tome una decisión apartada de la presión social”.

El juicio oral y público fue encabezado por los jueces Juan Carlos Guerín, Cynthia Godoy Prats y Milagros Martínez Spalla (subrogante), y tuvo su primera jornada el 4 de febrero, en un clima de gran conmoción en la capital provincial. Por el Ministerio Público, actuó el fiscal Carlos Lértora.

Desde mediados de 2013 empezaron a convocarse numerosas marchas de repudio por parte de familiares y organizaciones sociales y de mujeres. El impacto del caso obligó incluso al intendente local, Fabián Ríos, a anunciar la construcción del primer refugio para víctimas de violencia machista de la provincia, que será inaugurado en los próximos meses.

Durante la noche del 13 de mayo de 2013, Eli y Sosa García discutieron en el departamento que compartían desde hacía un año y medio, sobre la calle Jujuy al 1400. Según la investigación judicial, él la insultó, la amenazó de muerte y la golpeó ferozmente.

Verón alcanzó a llamar por teléfono a su hermana Mercedes y le pidió que cuidara de su hija, porque ella no sería capaz de escapar de esa paliza. La familia de Eli no tenía la dirección precisa, por lo que no pudieron ir a ayudarla.

Ella logró salir de la casa alrededor de la 1.30 de la madrugada del 14 de mayo, caminó algunos metros y se desplomó en la calle. La encontró un transeúnte, quien avisó a un sereno de la cuadra, que se encontraba con un oficial de tránsito y un vecino. Al ver a Eli semiinconsciente, la auxiliaron, al tiempo que dieron aviso a la policía y a una ambulancia.

La mujer fue trasladada al Hospital Escuela General José de San Martín, donde ingresó con un cuadro crítico y reservado. Tenía lesiones en distintas partes del cuerpo y un coágulo cerebral con deficiencia respiratoria. Estuvo internada en terapia intensiva desde esa madrugada y, después de 55 días, falleció el 8 de julio.

Sosa García fue detenido inmediatamente, primero acusado por el delito de “lesiones graves”. Luego del fallecimiento de la mujer, el expediente se recaratuló como “homicidio agravado por la relación de pareja con la víctima, cometido contra una mujer mediando violencia de género”.

La causa fue rápidamente elevada a juicio en el Tribunal Oral Penal Nº 1, pero la enfermedad de uno de los jueces integrantes del tribunal demoró el comienzo del debate oral hasta la primera semana de febrero de este año.

Se trató del primer juicio por femicidio, en el que se aplica el agravante de violencia de género en la acusación, que tuvo lugar en la capital correntina. Sin embargo, es el segundo en la provincia, porque en octubre pasado el TOP de Mercedes usó la misma figura en una sentencia que condenó a prisión perpetua a Félix Gómez, un hombre que había degollado a su ex esposa, Elsa Ramona Arévalo.

Fuente: Página 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada