jueves, 21 de mayo de 2015

DEPARTO Y ESPOSADA

La mujer, presa en la U33 de Los Hornos, fue trasladada al hospital público San Martín, para dar a luz. Durante el trabajo de parto la esposaron a la cama. La sometieron a cesárea, la volvieron a esposar y le quitaron a su bebé.


La U33 de Los Hornos es el penal de mujeres que tiene mayor cantidad de madres presas en el SPB.



Una mujer que se encuentra detenida en el penal de Los Hornos fue obligada a parir con un pie esposado a una camilla en el hospital San Martín de La Plata, incluso luego de haber sido sometida a cesárea. Pese a que su beba nació en grave estado, sólo le permitieron estar unas pocas horas con ella, por lo que perdió el contacto con la criatura y se interrumpió la lactancia y todo lo que en casos habituales se supone como imprescindible provisto por una madre a su bebé. Los abogados defensores de la víctima denunciaron al Servicio Penitenciario Bonaerense y al centro de salud público por el delito de “torturas”. La Justicia bonaerense ordenó al director de la cárcel que arbitre los medios necesarios para que la mujer permanezca las 24 horas con su hija, bajo las medidas que estime pertinentes.

Victoria Jorgelina Toloza, de 35 años, detenida en el penal de Los Hornos, próximo a La Plata, comenzó a tener contracciones de un embarazo que cursaba a término. El SPB dispuso entonces su traslado desde el penal al hospital San Martín para dar a luz.

“En el hospital la esposaron y la encadenaron a la camilla mientras hacía el trabajo de parto –denunció uno de los abogados de la víctima, Ignacio Trimarco–. Después la llevaron al quirófano porque debieron hacerle una cesárea y cuando terminó la intervención médica, volvieron a ponerla en la camilla esposada.”

El abogado sostuvo que Toloza “sufrió un trato inhumano”, mientras que “la beba aparentemente tiene un problema neurológico y falta de azúcar en sangre y está siendo atendida en neonatología del hospital”. Aunque la recomendación en estos casos es que la madre permanezca junto al bebé, cuando a la mujer le dieron el alta el domingo, los efectivos la llevaron nuevamente a prisión, por lo que perdió todo contacto con la criatura y se interrumpió la lactancia. Mientras tanto, los familiares de la madre intentaron obtener información del estado de la beba, pero les fue negada sin que exista ningún motivo valedero para ello, aseguró el abogado de Toloza.

A su vez, agregó que a la mujer sólo le permitieron estar una hora con la niña el lunes y seis horas el martes. Esto ocurrió luego de las presentaciones judiciales que efectuó para alertar sobre el estado de salud de la recién nacida y de la madre, obligada a ir y volver de la prisión pese a haber dado a luz el viernes.

El abogado destacó el “shock psicológico” que le provocó toda esta situación a Toloza y apuntó como responsables tanto al Servicio Penitenciario Bonaerense como al hospital público. Además recordó que la Ley Nacional 25.929, conocida como Ley de Parto Humanizado, dice que “toda persona recién nacida tiene derecho a ser tratada en forma respetuosa y digna y a la internación conjunta con su madre en sala”. La norma también prevé que los padres deben “recibir información comprensible, suficiente y continuada sobre el proceso de salud de su hijo o hija”.

Los abogados encuadraron el hecho en el delito de “torturas” y denunciaron tanto al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) como al hospital San Martín. En forma paralela, el juez de Ejecución Penal 1 de La Matanza, Claudio Raciti, pidió ayer que se investigue el caso y ordenó al director de la Unidad Penal 33 de Los Hornos que “arbitre los medios necesarios para que Toloza permanezca las 24 horas” con su hija bajo las medidas que estime pertinentes.

“En caso que personal del hospital no autorice la permanencia de la nombrada, se informen inmediatamente sus datos personales con el objeto de actuar lo que por derecho corresponda”, remarcó.

Raciti pidió al director de la cárcel que personal de la unidad “debe apersonarse en el hospital con el objeto de que se le haga entrega de una copia de la historia clínica de la menor y de la condenada”. También solicitó que se le informe el estado de salud actual y el tratamiento médico-farmacológico que está recibiendo la niña.

Respecto de lo sucedido durante el parto, Raciti envió un oficio a la fiscalía de turno de la Plata y a la Asesoría de Menores e Incapaces para que investiguen si se cometió algún delito de acción pública.

Fuente: Página 12 - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada