lunes, 15 de junio de 2015

ESPAÑA. LOS FEMICIDIOS NO ESTÁN RECONOCIDOS SOCIALMENTE

Título original: las muertes por violencia de género no están reconocidas socialmente como debieran.

La organización Feminicidio.net trabaja para visibilizar las diferentes violencias que se ejercen contra las mujeres y que a su juicio son muchas más de las que recoge la Ley contra la Violencia de Género y ha originado hasta 700 víctimas desde 2010.

Graciela Atencio, de Femininicidio.net, durante las jornadas de Mugarik Gabe

Esta misma semana una mujer ha sido asesinada a manos de su pareja en Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Ocupa el número 29 de una negra lista que no para de crecer. Pero además de un número, la víctima era una mujer de 50 años de la que se conoce poco más que murió después de ser golpeada contra el lavabo. Esa es una de las reivindicaciones de Feminicidio.net: poner cara y sentimientos a cada una de las víctimas de la violencia machista. "No sabemos qué sueños truncados dejó esa mujer, si estudiaba, si trabajaba, cómo era su vida… es simplemente una víctima", dice Graciela Atencio, una de las representantes de esta organización que lucha también conseguir una "aplicación integral" de la Ley de violencia de género 10 años después de su aprobación.

"Las muertes por violencia de género, son muertes no reconocidas socialmente como debieran", insiste en un descanso de las jornadas 'En la lucha somos muchas más', organizadas en Bilbao por la ONG Mugarik Gabe. Feminicidio ha participado en las jornadas para exponer su análisis sobre las diferentes violencias que se ejercen contra las mujeres, que según explican son muchas más de las que recoge la ley y según sus cálculos ha originado casi 700 muertes desde 2010.

Han pasado 10 años desde la aprobación de la Ley contra la violencia de género ¿Qué opinión os merece esta década?

Consideramos que la aplicación de la ley integral tiene claroscuros. Es verdad que es una ley de vanguardia, que ha significado un avance importante en los derechos de las mujeres, pero consideramos que para evaluar la ley deberíamos hacer una valoración de impacto. No sabemos realmente los alcances de la ley porque la opacidad en el Estado es tal, que no tenemos ni evaluación de impacto de las damnificadas, no tenemos información pública sobre cómo está funcionando. Sí sabemos, nada más en el ámbito judicial, que están bajando las denuncias, aumentando tremendamente, con una cifras escandalosas, el rechazo de las medidas de protección, y eso significa desde nuestro punto de vista que ese rechazo o esa no aplicación de la ley puede ser sinónimo de impunidad. Por ejemplo, el año pasado hubo varios casos de mujeres que habían denunciado, tenían medidas de protección y fueron asesinadas, a eso me refiero con los claroscuros de la ley.

102 asesinatos en 2014; 29 en lo que llevamos de año. Una nueva víctima esta misma semana. Desde que Feminicidio hace recuento, no ha habido ni un solo mes en blanco. ¿Qué falla?

En un marco ideal de una ley, pedimos lo mismo que pide la  plataforma CEDAW (Convención para la eliminación de todas las violencias contra las mujeres) a través del ‘Informe sombras’, y que presentó al comité CEDAW de Naciones Unidas, que es que se reconozcan todas las formas de violencia de género contras las mujeres, porque la ley integral solamente cubre la violencia de género en el marco de la pareja. Pero hay otras violencias que padecen las mujeres, violencias machistas, que están a veces en el límite de la violencia de género, pero nosotras conocemos muchos casos de hijos que matan a sus padres, padres que matan a sus hijas, otros familiares… o asesinatos de prostitutas. Tenemos 24 prostitutas que fueron asesinadas por sus clientes entre 2010 y 2013, y eso es una violencia machista invisibilizada. Y consideramos que en el marco de una ley integral de violencia de género, deberían estar estos tipos de violencias que ahora mismo no están, no solamente reguladas o legisladas, si no que no están visibilizadas socialmente como otra forma de violencia contra las mujeres. Tenemos que hacer un trabajo de conciencia mayor del que hemos hecho hasta ahora, porque casos como el del 'falso Shaolin' o el 'triturador de Majadahonda', son casos de violencia machista, no solo homicidios, y sin embargo la sociedad no lo percibe como tal.

Nuestro objetivo es que se reconozcan todas las formas de violencia de género contras las mujeres, porque la ley integral solamente cubre la violencia de género en el marco de la pareja

Insistis en la naturalización y el negacionismo social hacia la violencia de género ¿Por qué la sociedad no se alarma por cada asesinato machista?

Bueno, esto tiene que ver con un viejo paradigma patriarcal. Yo digo una cosa que puede parecer radical o excesivamente subjetiva en el plano de análisis, y es que matar en el patriarcado es una prerrogativa masculina, en el sentido de que el 94% de todos los crímenes que se cometen en el mundo el victimario es un hombre. En el fondo de la violencia extrema, mayoritariamente, está la violencia masculina. Tenemos que hacer un cambio de paradigma, y poner en el centro de la reflexión y del análisis, la violencia que ejercen los hombres, no solo contra las mujeres, también contra otros hombres, para sostener el ‘statu quo’.

Otro de vuestros objetivos es contablilizar cada caso de violencia contra las mujeres, y para ello habéis creado una herramienta que denomináis 'Geofeminicidio' ¿en qué consiste?

Hemos creado una herramienta que consiste en contabilizar desde 2010 todos los asesinatos de mujeres. Y desde ese año tenemos casi 700 mujeres asesinadas. Nosotras creamos esa herramienta, no solo para contabilizarlas a todas, para generar un duelo público, para hacer conciencia pública, si no también nos parece muy importante decir: ¡cuidado! no todas las violencias son iguales, no se puede meter en el mismo saco a todas las volencias. Nosotras hemos detectado que por ejemplo en el Estado Español hay entre 10 y 13 tipos de violencia que se ejercen contra las mujeres, y las tenemos clasificadas ¿Por qué? Porque eso puede permitir que se puedan encontrar formas de prevención, o un cambio en el análisis para desnaturalizar estas actuaciones. El objetivo de la base de datos es crear conciencia social, un trato justo de las víctimas de terrorismo machista en comparación con otros terrorismos.

De las mujeres asesinadas no sabemos nada cuando se publica en los medios. Lo que se publica es nada más cómo fue asesinada, la noticia está centrada nada más en el acto atroz de la muerte, pero no sabemos qué sueños truncados dejó esa mujer, si estudiaba, si trabajaba, cómo era su vida… es simplemente una víctima. La base de datos tiene más de 50 campos y permite hacer un perfil de victimario, de víctima y de los actos violentos que se hacen contra las mujeres, es un homenaje a esas mujeres y en parte de la memoria histórica o de la construcción colectiva de esas violencias.

Fuente: España.es - Por Patricia Burgos Muñoz.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada