viernes, 24 de julio de 2015

ESTUDIO CONCLUYE QUE LOS MIEDOS INHIBEN A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA MACHISTA PARA REALIZAR DENUNCIA

 Madrid, España.-Según los datos de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015, solo el 28,6% de las mujeres que han sufrido violencia de género ha denunciado su situación en la policía o el juzgado. Por ello, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha elaborado un estudio que tiene como objetivo fundamental profundizar en el conocimiento de las motivaciones que impiden a las mujeres víctimas de violencia machista denunciar su situación de malos tratos y utilizar los recursos puestos a su disposición para su protección –recursos sociales, órganos judiciales y policiales, etc. – .



Las conclusiones del estudio, titulado “Sobre la inhibición a denunciar de las víctimas de violencia de género”, han sido presentadas este jueves en la Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. Las mujeres que son víctimas de violencia de género no denuncian a sus agresores principalmente por diversos miedos (al maltratador y sus reacciones, a no ser creídas, a perder a sus hijos e hijas o no tener medios para salir adelante, entre otros), así como por la vergüenza que puede provocar el reconocer situaciones que se han tolerado, junto con el hecho de no querer perjudicar al agresor y evitar las repercusiones negativas que una denuncia pueda tener en sus vidas.

“Las víctimas de maltrato no quieren complicar las cosas, quieren terminar con la violencia y estar tranquilas”, ha dicho en la presentación, la experta en violencia de género, criminóloga y psicóloga forense Pilar Menchón, para añadir que las víctimas “piensan que denunciando la situación se complica y prefieren soluciones alternativas a la vía penal”.

Según Menchón, con el estudio se vuelve a constatar que el proceso de finalización de una relación de maltrato es largo y dificultoso y es ahí cuando los maltratadores, que detectan cambios en las víctimas, aumentan sus conductas violentas y buscan el aislamiento de las mujeres.

Van perdiendo fuerza algunos indicadores que antes eran claros inhibidores a la hora de interponer una denuncia: la culpabilidad, en el sentido de sentirse responsables por estar sufriendo violencia de género, el temor a represalias y las presiones familiares o del entorno.

El estudio presentado este jueves, que ha sido realizado en Andalucía, se ha elaborado a partir de una muestra de 40 mujeres víctimas de violencia de género que no han interpuesto denuncia, y otras 10 que sí lo han hecho, además de con la aportación de profesionales del ámbito.

Además del análisis de las causas inhibidoras de la denuncia, el trabajo realiza también una serie de propuestas que van desde la valoración de la infraestructura judicial y el apoyo y acompañamiento a las víctimas durante todo el proceso, hasta el respeto del ritmo de cada mujer en la toma de decisiones, dándoles herramientas de diverso tipo –psicológicas, recursos de empleo, información de posibilidades-. Durante la presentación de las conclusiones del estudio se ha mencionado también la necesidad de garantizar la formación continua en violencia de género de profesionales en todos los niveles (médico, judicial, asistencia social y psicológica, entre otros)

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha enfatizado en la necesidad de transmitir un mensaje de esperanza a las mujeres que sufren el maltrato: “hay salida a la violencia”, ha dicho. Y ha anunciado también durante la rueda de prensa que en octubre de este año comenzará una nueva campaña de concienciación contra la violencia de género, que estará dirigida a la sociedad en general.

Fuente y fotos: archivo AmecoPress



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada