miércoles, 29 de julio de 2015

UN DERECHO CON GOCE DE SUELDO

Las mujeres que trabajan para el gobierno porteño disponen de 20 días de licencia con goce de sueldo si son víctimas de violencia de género y denuncian y judicializan el caso. El distrito es el cuarto en el país en acompañar así a las trabajadoras.




Desde el 21 de julio, las trabajadoras del Gobierno de la Ciudad víctimas de violencia de género tienen derecho a una licencia con goce de sueldo de 20 días hábiles. El avance se homologó en el marco de las paritarias generales que suscribió el gremio Sindicato Unico de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (Sutecba) con el Gobierno de la Ciudad. De esta manera, la Ciudad se convierte en el cuarto distrito en el país en el que trabajadoras de algunos sectores pueden acceder a este derecho.

“Se establece el usufructo de una licencia de 20 días hábiles para quienes sean víctimas de violencia de género. Dicha licencia, con goce total de haberes, será otorgada en todos aquellos casos que sean denunciados y judicializados”, anunció Amadeo Genta, secretario general de Sutecba a través de un comunicado. Esta nueva causal de licencias se incorpora al Convenio Colectivo de Trabajo vigente y rige tanto para las mujeres contratadas como para las de planta permanente. Según Graciela Pérez, secretaria de Igualdad de Oportunidades y Género del gremio, en el Gobierno de la Ciudad unas 30 mil mujeres trabajadoras podrían acceder a estas nuevas licencias en caso de necesitarlo.

La movilización del colectivo Ni Una Menos tuvo mucho que ver en la historia de este acuerdo. “Después de la marcha tan importante pensamos que teníamos que presentar algo para que no todo se vaya en una expresión de deseo. Había que tener medidas concretas para que las compañeras no tuvieran miedo de perder su trabajo; entonces, teniendo 20 días exclusivos para ellas, se van a poder mover mejor. Antes (la licencia) dependía de la buena voluntad del funcionario”, dijo Pérez a este diario. El acuerdo se firmó en la Comisión de Igualdad de Oportunidades, que conforman tres representantes de Sutecba y tres del Ejecutivo porteño, y luego fue homologada en la paritaria general.

Fabiana Tuñez, directora ejecutiva de La Casa del Encuentro y trabajadora municipal afiliada al Sutecba, valoró que el sindicato y el Ejecutivo de la Ciudad se pusieran de acuerdo “en algo tan importante para las mujeres”. “Contar con 20 días hábiles después de hacer una denuncia es muy importante, sobre todo porque en ese primer momento en que se denuncia hay que hacer muchos trámites y reorganizarse”, explicó.

Hasta el momento, “si las mujeres necesitábamos una licencia más larga había que pedir licencia psiquiátrica o de vacaciones. De esta manera las mujeres van a poder utilizar esta licencia, que también sirve en el caso de una causa judicial, porque queda asentado que tuvo que pedir licencia por violencia de género”, agregó. También consideró que esta medida permite que la mujer “pueda visibilizar con sus compañeros de trabajo lo que está pasando, sin sentir vergüenza; se está apoyando a la mujer con una norma concreta”.

En abril de 2014, Chubut se convirtió en la primera provincia en contar con licencia por violencia de género, pero para el sector docente. En Santa Fe se implementó en octubre, también en la docencia. Desde el 1º de julio, el municipio de Morón implementó una licencia especial por violencia contra las mujeres para las trabajadoras de la administración pública. La licencia otorga 10 días hábiles y además desde la Dirección de Recursos Humanos del Municipio se articulará con el Centro Municipal para Mujeres en situación de Violencia Conyugal “Vivir sin violencia” cada vez que se solicite este tipo de licencia.

En la ciudad de Buenos Aires, la legisladora Virginia González Gass (Partido Socialista Auténtico) en septiembre del año pasado fue la primera en presentar un proyecto de ley para incorporar la figura de la licencia por violencia de género. En principio su proyecto alcanzaba al Gobierno de la Ciudad y también al sector de la educación, modificando tanto la Ley Nº 471 de Relaciones Laborales en la administración pública de la CABA (aspecto que no logró el consenso necesario para ser tratado) como el Estatuto Docente. Luego del 3 de junio de este año, el debate tomó fuerzas y UTE-Ctera Capital presentó otro proyecto de ley que venía trabajando. Al final del receso invernal, señalaron fuentes legislativas, si los tiempos del calendario electoral lo permiten, la licencia para el sector de la Educación todavía tiene chances de ser convertida en ley.

Fuente: Página 12 - Por Sonia Santoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada