martes, 10 de noviembre de 2015

PRIMER JUICIO DE TRATA DE PERSONAS EN SANTIAGO DEL ESTERO

“No me dejaban ni ver el sol”, contó la víctima, una joven misionera. También relató que cuando llegó la violaron cuatro personas. Estuvo encerrada en un prostíbulo durante 20 días. Los imputados son Carlos Horacio Cancino Franco, Samuel Emiliano Calderón y José Luis Luna. El juicio se extenderá durante seis días y declararán 40 testigos.




Con la promesa de una oferta laboral, la mujer de 35 años viajó desde Colonia Oasis de la Ciudad de Jardín América, en Misiones, hasta La Banda en Santiago del Estero. Cuando llegó se encontró con que nada era lo que imaginaba. Estuvo encerrada en el prostíbulo de ruta “Negro el 20” durante 20 días. Fue hasta que dos de los captores volvieron con ella a su ciudad original haciéndose pasar por su pareja y un amigo. Querían que la familia no sospechara que ella era obligada a prostituirse. Su hermano advirtió la mentira y los denunció. La exposición fue la punta del ovillo para desbaratar una red de trata que operaba en distintas ciudades de Santiago del Estero hace dos años. Hoy comienza el primer juicio por trata de personas para la explotación sexual en esa provincia. La Justicia Federal resolverá  la responsabilidad de tres hombres en la captación y explotación de la joven misionera.

“No me dejaban ni ver el sol”, contó la víctima. También relató que, cuando llegó, la violaron cuatro o cinco veces entre cuatro personas. Le decían que era “para que aprendiera porque ella estaba ahí para obedecer”. La mujer viajó en febrero de 2012 y un mes después volvió a su ciudad acompañada de dos de los acusados. La maniobra pensada por los explotadores buscaba no levantar sospechas entre sus familiares. Pero un hermano de la mujer llamó a la policía. Sospechaba que su hermana era víctima de trata. Y, además, tenía miedo que los dos hombres que estaban con ella quisieran llevarse a las dos hijas adolescentes de la mujer que habían quedado en Misiones.
La denuncia se tradujo en allanamientos en tres ciudades de Santiago del Estero. Gendarmería y la policía local intervinieron en cuatro lugares. Uno fue en la “Negro el 20”, en la ruta provincial 51, donde se rescataron a cuatro mujeres mayores de edad oriundas de la provincia de Santa Fe, se detuvo a dos personas y se incautó dinero en efectivo, preservativos, el libro de pases, documentos y un arma. Además, allanaron otro prostíbulo, un hotel alojamiento, la casa de uno de los explotadores y un laboratorio de análisis clínicos, donde llevaban a las víctimas para hacerse chequeos médicos.
Según el relato de la mujer misionera, mientras estuvo cautiva sufrió distintos tormentos. Las pericias clínicas lo demostraron. Ella sabía que había otras mujeres de Santa Fe pero tenía prohibido hablar con ellas. Era una de las reglas del lugar. Además, en sede judicial contó que la policía local iba a buscar dinero a los locales donde las explotaban. Por ese testimonio y otros datos encontrados en una agenda de uno de los dueños en el expediente hay una línea de investigación que aborda la connivencia policial.
Los imputados por trata sexual son Carlos Horacio Cancino Franco, Samuel Emiliano Calderón y José Luis Luna. Los investigadores llegaron a la conclusión que Luna era quien captaba a las mujeres en Misiones y las llevaba hasta la provincia de Santiago del Estero. En los prostíbulos, Cancino Franco-dueño del local- y Calderón-encargado- recibían a las víctimas. En el momento del allanamiento, las fuerzas de seguridad detuvieron a seis personas, pero solo tres afrontarán el debate oral.
Como la causa comenzó en Misiones el primero en actuar en marzo del 2012 fue el Juzgado Federal de Posadas que luego se declaró incompetente. Luego, el expediente cayó en manos de la Justicia Federal de Santiago. El juicio se extenderá durante seis jornadas y se espera la declaración de 40 testigos. En representación del Ministerio Público Fiscal intervendrá Indiana Garzón.

Fuente. Infojus

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada