viernes, 17 de abril de 2015

JUCIO DE FEMICIDIO EN 9 DE JULIO: LA ESPERA DE LA SENSATEZ

Título original: A la espera de la sensatez

El crimen de Sandra Villalba, ocurrido en la ciudad de 9 de Julio, tendrá sentencia hoy. El proceso, según los familiares y allegados, está rodeado de irregularidades. El acusado tiene detención domiciliaria, pero camina libremente por las calles.







El Tribunal Criminal Nº3 de Mercedes dictará sentencia hoy al mediodía en el juicio por el femicidio de Sandra Villalba, ocurrido en 9 de Julio, provincia de Buenos Aires, en 2011. El único imputado es su marido, Marcelo Vicente Gamella, quien llegó al juicio en el marco de algunas “irregularidades”, según denuncian sus familiares. “Los vecinos pueden cruzarse con el femicida por las calles porque goza de arresto domiciliario –obviamente que violado–, lo que implica que prevalece la impunidad. Tendrán estos jueces la posibilidad de revisar esto y por fin otorgar la justicia que reclama la familia de Sandra”, dijo Flavia Delmas, de la Red de Monitoreo para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra Mujeres-Provincia de Buenos Aires, que junto a otras organizaciones sociales y vecinos se vienen movilizando en la localidad bonaerense para apoyar a la familia de Villalba.

El juicio oral y público se desarrolló los días 7, 8 y 9 de abril. En esa instancia declararon todos los testigos que en su momento lo habían hecho y volvieron a ratificar lo dicho. “Por ejemplo, la ex mujer del imputado había sufrido lo mismo. Dijo que era muy agresivo, de pegar. Es más, se tuvo que separar producto de esto. Todos los testigos acreditan la violencia del imputado hacia las mujeres”, relató a este diario Pablo Harguindegui, abogado junto a Marcelo Peña, de la familia de Sandra.

Villalba era madre de dos hijos, un varón y una mujer, que hoy tienen 21 y 24 años. Trabajaba para la municipalidad de 9 de Julio, en Barrido y Limpieza. En el juicio se reconstruyó que durante 16 o 17 años fue víctima de todo tipo de violencias por parte de su pareja, el patovica Marcelo Vicente “Boli” Gamella. Hacía seis meses que se habían casado. “La hija de Sandra, de 23 años, testimonió que a los 12 años se fue de la casa porque no soportaba los golpes que le daba a Sandra”, dijo Harguindegui. El hijo varón de la pareja fue quien encontró a su madre muerta en la casa, en la madrugada del 10 de diciembre de 2011. La habían matado a golpes de puño y roto la cabeza en el costado izquierdo con un objeto contundente como un fierro.

Sandra Villalba era hija única. Su padre, Omar Villalba, está destrozado en la espera de justicia. Amalia Cappannari, su esposa desde hace 12 años, dijo a este diario: “Queremos que sea condenado porque tenemos la seguridad de que la mató él. Están dadas todas las pautas de que es la única persona que estaba en el lugar del hecho”. “Un día me dijo que se había roto un diente. Otro día tenía un golpe en la cara. Siempre mentía que se caía de la moto”, dijeron los padres.

Villalba está preocupado por lo que pueda pasar. Viene denunciando “desprolijidades” en la causa, como que le hayan concedido prisión domiciliaria a Gamella durante una feria judicial y sin hacerle exámenes psicológicos. Además denuncia que el imputado viola ese arresto domiciliario. También que los días del juicio no llegó acompañado por una custodia policial como debería, sino por una de sus hijas; y que salía en los cuartos intermedios a tomar café en el mismo bar donde estaban los familiares y amigos de Sandra Villalba.

La causa está caratulada “homicidio agravado por el vínculo”. Hoy el tribunal definirá si condena a prisión perpetua a Gamella o lo deja en libertad. “Pedimos además la revocación del arresto domiciliario”, dijo Harguindegui, ya que una posibilidad sería que lo condenaran y que a su vez le mantuvieran el arresto domiciliario hasta que la sentencia quedara firme. Podrían ser años.

Por otro lado, entre las preocupaciones de la familia está el hecho de que hubo tres testigos que pidieron que se desalojara la sala al declarar, ya que habían recibido amenazas para que no hablaran contra Gamella. Ante este panorama, Villalba se mostró abatido: “No sé qué puede pasar. Los abogados tienen mucha fe. Ojalá que se haga justicia. Ningún testigo salió a favor de él, nada, nada. Uno que declaró a favor de él se equivocó. Eso sí, tenemos el apoyo de la gente de 9 de Julio”.

Delmas destacó que en estos días hubo dos fallos ejemplares por violencia de género: en Azul se reconoció que la mujer que mató a su marido, quien la golpeó durante años, lo hizo en defensa propia (ver aparte) y en La Matanza dieron cadena perpetua a un femicida.

Fuente: Página 12

jueves, 16 de abril de 2015

MOBBING, EL ACOSO LABORAL

Mobbing fue utilizado como término y concepto por primera vez por el profesor Konrad Lorenz (premio Nobel de medicina en 1973) junto a Nikolaas Tinbergen y Karl R. von Frisch.





Gran número de personas lo padecen, y el porcentaje es considerablemente mayor en las mujeres. Aparece con más frecuencia en empresas grandes, con más de 50 empleados y muy especialmente en universidades y hospitales.

¿Qué es el mobbing?

Se trata de un tipo de violencia psicológica en el entorno laboral.

Es la comunicación hostil y desprovista de ética que es administrada de manera sistemática por uno o unos pocos individuos, principalmente contra un único individuo, quien, a consecuencia de esto, es lanzado a una situación de soledad e indefensión prolongada, a base de acciones de hostigamiento frecuentes y persistentes (por lo menos una vez por semana) y a lo largo de un prolongado período (al menos durante seis meses)” según Heinz Leymann.
El mobbing, indefectiblemente produce: sentimientos de humillación y pérdida de autoestima, estrés, depresión, ansiedad, incremento en los problemas de salud, ausentismo, relaciones tensas, sentimientos de culpabilidad, disminución de la productividad, falta de mejora profesional, entre varios otros.

El impacto negativo no sólo es para la persona que recibe la agresión, sino para las personas que están a su alrededor. Se crea un ambiente de incertidumbre laboral, que deriva en desmotivación, incremento de competitividad negativa y producción de una atmósfera de enemistad.

¿Cómo se desarrolla el mobbing?

Existen cuatro fases:

1. Fase de conflicto: se identifica un conflicto en el trabajo que se puede volver crónico. No siempre parte de un error, sino de una relación o de actitudes que pueden derivar en situaciones de tensión, que no tienen por qué estar justificadas realmente.

2. Fase de estigmatización: se produce una campaña de hostigamiento, que se extiende y se consolida.

3. Fase de intervención desde la organización: la situación sobrepasa los límites de la relación y llega al ámbito más elevado de la empresa.

4. Fase de marginación: en este momento la víctima presenta problemas físicos o emocionales, que lo conducen, irremediablemente al despido, abandono o incapacidad laboral.

El mobbing no hace sentir a los empleados cómodos en su entorno laboral, lo que genera una constante rotación de personal.

La motivación y el buen clima de trabajo es fundamental.

En su experiencia durante 20 años estudiando las conductas laborales, Heynz Leymann describe 45 actitudes hostiles que se repiten al menos una vez a la semana durante al menos 6 meses; y son las que definen el “acoso laboral”:

11 actitudes de acoso relacionadas con la comunicación:

1. El jefe/a no permite que se exprese la víctima.

2. Se lo interrumpe constantemente cuando habla.

3. Los compañeros no lo dejan expresarse.

4. Sus compañeros le gritan, le recriminan.

5. Critican el trabajo de la víctima con ataques verbales.

6. Critican su vida privada.

7. Aterrorizan a la víctima con llamadas telefónicas.

8. Lo amenazan verbalmente.

9. Lo amenazan por escrito.

10. Evitan todo contacto visual, con gestos de desprecio.

11. Ignoran su presencia, dirigiéndose exclusivamente a otros.

5 actividades de acoso para evitar que la víctima tenga la posibilidad de mantener contactos:

12. No hablarle.

13. No dejarle que hable o se dirija a otro.

14. Designarle un puesto de trabajo que le aleje y le aísle de sus compañeros.

15. Prohibir a sus compañeros que le dirijan la palabra.

16. Negar la presencia física de la víctima.

14 actividades de acoso dirigidas a desacreditar o impedir a la víctima mantener su reputación personal o laboral:

17. Murmurar o calumniarlo.

18. Lanzar rumores sobre la víctima.

19. Ridiculizar o reírse de ella.

20. Intentar que parezca un enfermo mental.

21. Intentar que se someta a un examen psiquiátrico.

22. Burlarse de sus dolencias o minusvalías.

23. Imitar las maneras, la voz, los gestos de la víctima para ridiculizarle.

24. Criticar sus convicciones políticas o sus creencias religiosas.

25. Burlarse de su vida privada.

26. Reírse de sus orígenes, de su nacionalidad.

27. Darle trabajos humillantes.

28. Controlar y monitorizar el trabajo de la víctima de manera malintencionada.

29. Poner en cuestión y desautorizar las decisiones de la víctima.

30. Injuriarlo con términos obscenos o degradantes.

31. Acosar sexualmente a la víctima (gestos o proposiciones).

7 actividades de acoso dirigidas a reducir la ocupación de la víctima mediante la desacreditación profesional:

32. No confiarle ninguna tarea.

33. Privarlo de toda ocupación y vigilar que no pueda encontrar ninguna.

34. Exigirle tareas totalmente absurdas o inútiles.

35. Darle tareas muy inferiores a sus competencias.

36. Darle incesantemente tareas nuevas.

37. Hacerle realizar trabajos humillantes.

38. Darle tareas muy superiores a sus competencias, para poder demostrar su incompetencia.

 Actividades de acoso que afectan a la salud física o psíquica de la víctima:

39. Exigirle trabajos peligrosos o perjudiciales para su salud.

40. Amenazarlo físicamente.

41. Agredirlo físicamente, pero sin gravedad, a modo de advertencia.

42. Agredirlo físicamente.

43. Ocasionarlo gastos a la víctima para perjudicarle.

44. Ocasionarlo desperfectos en su domicilio o en su puesto de trabajo.

45. Agredir sexualmente a la víctima.

Deberás tomar conciencia del daño al que estás siendo sometida. Reúne pruebas que te acrediten o testigos que lo afirmen y denuncia la situación, ante la persona indicada.



Fuente: OM.com.uy - Por Ps. Carolina Autino ( Lic. en Psicología)


BUENOS AIRES: FALLO HISTÓRICO POR FEMICIDO EN LA MATANZA

El miércoles 15 de abril del 2015 será recordado como un hito en La Matanza, en lo que a violencia de género se refiere. Hoy se escuchó la sentencia del tribunal oral n° 5 en el caso María Cecilia Farías, asesinada por su cónyuge, el cual fue condenado a prisión perpetua.




La lectura de la sentencia no se hizo esperar, apenas pasadas las 14 hs, y por decisión unánime, el Tribunal condenó al imputado a prisión perpetua, bajo el cargo de “Homicidio agravado por el vínculo”. Para saber sus opiniones entrevistamos a Romina Pereyra, Rosa Merlo y Rosana Farías.

Romina Pereyra, Secretaria de Género CTA Matanza: “Hoy vinimos a escuchar el veredicto después de unos alegatos muy importantes; el trabajo de Rosa Merlo y Walter Fidalgo fue extraordinario, nos llevó a lograr esta sentencia. El conseguir hoy la perpetua fue muy importante para sentar precedente, sobre todo después de que los últimos casos de femicidio en el municipio no lograron grandes condenas. Quiero resaltar la gran cantidad de militantes que se movilizaron detrás del reclamo de justicia para que hechos como este no vuelvan a suceder nunca más, y te vuelvo a repetir, quiero destacar el extraordinario trabajo que realizaron los abogados Rosa Merlo y Walter Fidalgo, sin el cual no hubiéramos llegado a esta sentencia”.

María Rosa Merlo, abogada de CTA: “Fue un proceso difícil porque en casos de femicidios casi no hay sentencias, y menos agravada por el vínculo con la perpetua. El detenido contó con todas las garantías, su defensa fue prolija, pero bueno, conseguimos que por unanimidad se lo condenara a perpetua. Fue un fallo histórico para La Matanza. Lo más valioso en este proceso fueron las declaraciones de las mujeres y la declaración de una niña de 11 años, que fue la que con lujo de detalles y con mucha valentía, contó cómo se le tiró el alcohol a María Cecilia, como se la incendió, y como el hoy imputado, la quiso matar también a ella con un cuchillo. Se logró un fallo ejemplar”.

Rosana Farías, hermana de María Cecilia: “Estoy contenta por lo que pasó, que se hizo justicia, que le dieron perpetua; pero bueno, igual está el dolor, yo ya no la tengo a mi hermana. El 4 de abril se cumplió un año y a mi hermana ya nadie me la devuelve, pero se hizo justicia. Le quiero agradecer a los abogados que siempre estuvieron conmigo y a Romina de violencia de Género, que me ayudó un montón”.

Desde la CTA Matanza queremos resaltar la valentía de las testigos que pudieron vencer el temor y declarar para que se haga justicia; el trabajo de los abogados, por el cual se pudo llegar a una sentencia ejemplificadora; el apoyo de los compañeros y compañeras de las distintas organizaciones que conforman la CTA, quienes estuvieron en todo momento, pero por sobre todo queremos destacar la labor, que con firmeza y convicción, llevó adelante la compañera Romina Pereyra, no solo brindando acompañamiento y contención a los familiares de María Cecilia, sino llevando el caso a cada rincón del distrito, visualizándolo y tratando de crear conciencia de que como sociedad no podemos permitir que se sigan produciendo hechos de esta naturaleza.

Femicidios… Nunca Más.

Fuente: SECRETARIA DE COMUNICACION Y DIFUSION
CTA MATANZA

miércoles, 15 de abril de 2015

MISIONES: CREARON UNA SECRETARÍA PARA AGILIZAR TODAS LAS CAUSAS DEL FUERO PENAL

Título original:  la mora judicial se reduciría a fin de año hasta desaparecer

Desde el Superior Tribunal de Justicia sostienen que no habría excusas para que los delitos, sean menores o complejos, no se eleven a juicio y menos que no haya condenas. Destacan la modernización del sistema



POSADAS.  
Desde las causas menores -como el robo de un celular -a las más complejas, serán agilizadas para que puedan ser llevadas a juicio cuanto antes, de acuerdo a lo que adelantaron desde el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Misiones. Así como se concretó una reunión previa con los jueces, de la misma manera avanzan encuentros con los fiscales de toda la provincia. “Buscamos la agilización de todas las causas en el fuero penal”, dijo el camarista Penal, José López. Desde el STJ designaron a este juez, junto a cuatro secretarios,  para tomar contacto con sus pares y fiscales y poder así llevar a cabo la  agilización de las diversas causas. 
Además, aclararon que no son acciones aisladas, sino un plan integral del STJ, que tiene que ver “con acceso a la justicia, protección de las víctimas, reglas de Brasilia, digitalización, automotores de depósito, digitalización con la policía”.
Recordaron que a partir del año pasado, el Sistema de Gestión de Expedientes Digital (Siged) “viene en franco desarrollo y generó, al día de hoy, la posibilidad de un cruzamiento que permite el control de las demoras de causas, las relaciones trasversales, con todas las causas, sean civiles, familia y penales”. 
Con este trabajo, lo que se busca es que todas las causas, por más pequeñas que sean, puedan ser llevadas a juicio antes de su prescripción, lo que es común que suceda por entregar las notificaciones a testigos o imputados de manera tardía o directamente nunca entregarlas.  

Acelerar la etapa instructoria

“La idea es acelerar el proceso de lo que es la etapa instructoria - sobre todo de los acusados de cometer varias veces un delito- para que puedan ser llevados a juicio cuanto antes. Esto va a permitir en el estado procesal -si correspondiere-, dictarle una condena, porque ahí recién va a pasar a ser reincidente. Porque sino, todas las veinte o treinta causas que tiene son un mero registro que tienen en la policía o el juzgado”, explicó López. 
Con este frente de trabajo se muestran confiados en que “a fin de año, la mora judicial debe reducirse hasta desaparecer o minimizarse”.  Por los datos recabados, plantean que, “como hay equipamiento y tecnología, ya no habría excusas de las pocas causas que no tienen elevación a juicio, y menos que no haya condenas”.  
Tampoco permitirían “que se diga que no se sabe que tal o cual persona tiene varias causas abiertas”, una vez en marcha el nuevo sistema judicial. 
Se establecieron, además, deberes de formular planes de actualización de trabajo, sacando las causas demoradas. 
Aclaran que tal tarea involucra a todos los estamentos del Poder Judicial, incluido el STJ, “y en ningún caso implica otra cosa que no sea el perfeccionamiento de los procesos y la agilidad y acortamiento de los plazos, que reclama también la sociedad”, sostienen. 

Elementos incorporados 

Entre los elementos incorporados desde STJ, también se citan el botón de pánico, la digitalización del expediente y la capacitación permanente.  “Todo es un proceso que lleva varios años y que hoy permite que se implementen inspecciones para requerir concreciones”, indicaron desde el STJ. 
Apuntaron que primero fue desarrollada la infraestructura, la policía judicial y la capacitación. 
Por ello, adelantaron que ahora es momento de exigir que se usen todas las capacidades al servicio de la gente. Son estas acciones las que se encuentra encabezando el juez López, quien tiene carácter docente y de relevamiento in situ “para detectar caso por caso las necesidades, y luego de despejado el problema, se actúe conforme a la ley vigente y la justicia haga su aporte a la sociedad a la que se debe”. Ello, independientemente de la que le corresponde a los otros poderes, que deben hacer lo mismo. 
“Es integral lo que estamos tratando de hacer, con todas las herramientas tecnológicas y la buena voluntad, para fortalecer el fuero Penal, como respuesta a la sociedad. Vamos a empezar a salir al interior con esta misma política institucional”, adelantó el camarista.


Juezas trabajan contra la violencia de género

POSADAS. Tras la reciente elección de la Magistrada del Superior Tribunal de Justicia de Misiones, Cristina Irene Leiva, como vicepresidente de la Asociación de Mujeres Juezas de la Argentina (Amja), se mantuvieron una serie de reuniones entre la referida y profesionales. Ello, a fin de continuar con las políticas de capacitación sobre violencia de género.      
En esa línea, Leiva se reunió con Perla Prigoshin, representante de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la elaboración de sanciones de la violencia de género (Consavig), y con Graciela Medina, jueza de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal de la Ciudad de Buenos Aires. 
 El objetivo de las reuniones fue continuar bregando para instalar la perspectiva de género en todos los ámbitos de la vida y fomentar, a través de políticas públicas, la inclusión social de las mujeres.
 Cabe destacar que Graciela Medina arribará a Misiones el próximo 20 de abril, para disertar sobre “la comunidad conyugal, división y liquidación de bienes”.

Fuente: Territorio Digital

VIOLENCIA DE GÉNERO - LEGÍTIMA DEFENSA

título original: la defensa no legítima.


Durante doce años, Delia Moyano sufrió agresiones de su marido. La Justicia y la policía no la protegieron. Por defenderse, lo hirió; él murió. Hoy podría ser condenada por homicidio.

“Siempre fueron trompadas”, describió con timidez y voz entrecortada Delia Rosa Moyano. No necesitó más palabras para dar cuenta del contexto de violencia doméstica que atravesó la relación de doce años con su pareja, Jorge Cuello, con quien tuvo tres hijos. Delia, una mujer de 34 años, de condición muy humilde, del ámbito rural de Olavarría, se animó a decirlo y la escucharon los tres jueces del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Azul, que la juzgan por la muerte de Cuello: en la noche del 24 de agosto, la joven atinó a manotear un cuchillo de la cocina para defenderse de los golpes que le daba su marido, que la quería atar y no le daba tregua. Le dio un puntazo como última instancia, cuando sintió que su vida podía correr peligro. El hombre resultó herido, pero no fue a atenderse y a los tres días falleció, sin recurrir a una atención médica. Hoy se conocerá el veredicto. La defensa pidió su absolución porque entendió que actuó en legítima defensa. Pero la fiscalía no contempló el contexto de violencia de género y reclamó pena de prisión perpetua al acusarla del delito de homicidio agravado por el vínculo de convivencia.

Delia recurrió varias veces al destacamento policial, ubicado a unos cien metros de su rancho. Lo declararon dos efectivos de la Bonaerense de Espigas, el pueblo rural donde vive la mujer. También contaron que una noche la llevaron a dormir al hospital con sus tres hijos, que hoy tienen 9, 6 y 3 años, porque la mujer no quería volver al hogar por los golpes del hombre. Según contó, hizo denuncias y nunca prosperaron.

“Por los antecedentes de violencia de género que se ventilaron en el juicio, Delia no puede ser condenada: es imprescindible que el tribunal tome en cuenta ese contexto de malos tratos reiterados”, indicó a Página/12 Laurana Malacalza, titular del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. Ayer, el Observatorio hizo una presentación ante el tribunal donde enumera la jurisprudencia de casos similares, en los que la acusada fue absuelta, por considerar que el contexto de violencia de género es el que configura la legítima defensa. “Es muy preocupante la inacción de la Justicia en la provincia de Buenos Aires para proteger a las mujeres que denuncian violencia de género. Pero parece que funciona para investigar a las mujeres que se defienden”, señaló Malacalza.

El juicio contra Delia comenzó la semana pasada. Llegó al debate oral y público con arresto domiciliario, para poder seguir al cuidado de sus hijos y con permiso para llevarlos y buscarlos en la escuela. Pero antes estuvo detenida en la Unidad Penal 52 de Azul y sus hijos derivados al hogar Namasté.

En la primera audiencia del juicio recibió el apoyo de Fernando Wilhelm, titular de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Azul. Delia se crió en el campo, con su padre y sus hermanos, luego de que falleciera su madre, cuando ella era una niña. Con Cuello se fue a vivir a los 20 años; él tenía 48. Con el tiempo y el consumo excesivo de alcohol, el hombre desarrolló cirrosis.

Según se ventiló en el juicio, Delia hizo presentaciones, un año antes del trágico desenlace, que llegaron hasta la Comisaría de la Mujer de Olavarría. Pueden haber sido exposiciones civiles o denuncias. Ella no pudo precisarlo. No sabía que podía pedir la exclusión del hogar del golpeador. Nunca la citaron luego de recurrir a la policía en busca de ayuda. “Hice la denuncia cuando me agarró con un fierro, me golpeó toda, por todo el cuerpo, me puteaba, me pateaba, trompadas siempre”, contó. Su pareja la doblaba en edad y en peso: tenía 60 años y alrededor de cien kilos. En la zona, los vecinos sabían de las golpizas que ella sufría y del alcoholismo que potenciaba su violencia. También lo afirmó otra policía, Patria Torres, durante el juicio. “Siempre ella denunció, nunca él”, declaró y detalló que llegó a ver a Delia golpeada las veces que fue al destacamento a dar cuenta de la violencia física o a pedir que fuera a su casa un patrullero, para “calmar a Cuello”.

El defensor oficial, Martín Marcelli, pidió su absolución. Y encuadró el hecho como un caso de legítima defensa. La fiscalía pidió la pena de prisión perpetua. Hoy, está previsto que los jueces Marcelo Céspedes, Joaquín Duba y Gustavo Borghi dicten la sentencia.

Fuente. Página 12 - Por Mariana Carbajal.-

martes, 14 de abril de 2015

EDUARDO GALEANO

                        Se fue un grande de nuestra América Latina
¡¡¡ te vamos a extrañar!!!


video

SANTA CRUZ, ARGENTINA: SEGUNDO FEMICIDIO DEL AÑO 2015.-

La víctima tenía 24 años y era madre de dos niños. Al parecer hubo una discusión con su pareja, y luego el sujeto la apuñaló. Confesó el hecho tras conocer que la mujer estaba sin vida. Segundo caso de femicidio en lo que va del año en la provincia.




Una mujer murió tras ser apuñalada por su pareja en la ciudad de Las Heras. El agresor la trasladó al hospital en un remise tras atacarla en medio de una discusión en un domicilio del barrio Malvinas en la manzana 245. 
El hecho sucedió en la mañana ayer, cerca de las 7 horas, y el sujeto, de unos 29 años, adujo en un primer momento en la guardia del hospital distrital que la mujer se había provocado las heridas. 
A pesar de que la víctima fue asistida de urgencia y la trataron de reanimar, falleció momentos después a causa de la seria herida que tenía entre las costillas y la cadera. 
Tras conocer la muerte de su pareja, el hombre confesó ante la Policía que la había apuñalado, informó el sitio Periódico de Las Heras. El juez Eduardo Quelín dispuso que el individuo fuera detenido y alojado en la Comisaría Segunda. Ahora se investiga un caso de femicidio. La víctima fue identificada como Giselle Páez y tenía 24 años de edad. Era oriunda de la provincia de Mendoza. 
Trascendió que vecinos de la víctima llamaron a la Policía, y cuando arribó un patrullero los efectivos habrían golpeado la puerta del domicilio, siendo atendidos por un hombre que contestó: “No pasaba nada, está todo tranquilo” aunque lo dijo en un evidente estado de nerviosismo. 
También se apunta que la mujer era madre de dos menores de edad de 4 y un año y medio respectivamente. Los niños están a cargo del Área de Minoridad Municipal. El juez Eduardo Quelín dispuso que la pareja continúe detenida, mientras que su hermano, quien reside en el domicilio del hecho, fije domicilio y recupere la libertad. Ambos de apellido Romero, son oriundos de la ciudad mendocina de Junín. El implicado trabajaba en un lavadero de vehículos, y habían llegado a Las Heras hace unos 2 años. 
Efectivos de la Comisaría Segunda a cargo del comisario Jorge Matus realizaron ayer en la vivienda una inspección ocular en busca de material probatorio, como el cuchillo con el que fue asesinada Páez. También personal de la División Criminalística que arribó de Caleta Olivia efectuó las pericias. El cuerpo de la joven, en tanto, fue sometido a una autopsia para confirmar las causas del deceso.

Primer caso de femicidio del año 

El último caso de violencia de género en la provincia que terminó con la muerte de la víctima sucedió en Río Gallegos. Una joven de 20 años perdió la vida en la noche del domingo 25 de enero pasado, luego de haber recibido una herida de arma blanca en el tórax. El hecho se registró en una vivienda de la calle La Paz al 700, en el barrio Belgrano. La víctima fue identificada como Antonella Jaime. Su pareja está detenida sospechada de haberle causado la herida que le ocasionó la muerte.

Fuente: La Opinión Austral.-

domingo, 12 de abril de 2015

DECIR ABUSO SEXUAL INFANTIL ES UNA SIMPLIFICACIÓN QUE ENCUBRE AL ADULTO


El equipo de violencia sexual del Programa las Víctimas contra las Violencias que dirige la médica psicoanalista Eva Giberti está formado sólo por mujeres y actúa cuando aparece una denuncia. Las llaman desde la comisaría y van, no se despegan de la víctima para asegurar que no sea revictimizada en la comisaría, el hospital o su casa. Además de tener un registro de todos los casos según edad, tipo de abuso y sexo, Eva Giberti tiene claro que los casos no avanzan por trabas de una Justicia que califica de patriarcal.



¿En qué se diferencia el abuso sexual infantil de la violación?

El “abuso sexual infantil” no existe, es la costumbre de hablar mal, de simplificar. No hay abuso sexual infantil, porque infantil es un calificativo de abuso y el abuso no es calificable como infantil. La forma correcta es decir: “Niños y niñas abusados sexualmente por adultos”. De la otra manera queda encubierto que el adulto es el responsable. Dentro del abuso están los incestos, palabra que fue sacada de nuestro Código Penal para lavar el acto con la expresión: “violación agravada por el vínculo”. Violación o incesto es la penetración del adulto a una criatura y se produce en el 90% de los casos por el padre a su hijo o hija.

¿Qué pasa con esos chicos y chicas?

Lo que sucede y cuesta entender y aceptar, es que este tipo de “acariciamiento” puede ser placentero para la criatura, que cede porque esas caricias estimulan sus resortes sexuales. Entonces el niño encuentra, o la niña, que es placentero aquello que se le está haciendo y éste es uno de los problemas más serios porque sostiene la práctica del seductor, que no avanza con la fuerza física. Éstas son las formas de iniciación del abuso, que suelen ser encubiertas en forma de “manoseo”. En general los abusadores son hombres, lo que no excluye que a veces haya mujeres que buscan ese tocamiento.

¿Es cierta la teoría del abusador abusado?

No es una teoría, es un mito y es grandilocuente llamarlo así porque el mito es algo serio. Esto es una pavada. Es una creencia interesada, porque si el violador o abusador empezara por ser una víctima sería entendido o perdonado, justificado. Si esto fuera así, las mujeres seríamos violadoras, mucho más que los varones. Ésta es una de las tantas trampas que utilizan los adultos: ese sujeto por haber atravesado una situación dañina, a los 20, 35 o 43 años se transforma en violador. No hay manera de justificarlo técnicamente. No hay ni teoría sexológica ni psicológica que vaya a decir que una violación temprana conduce en la adultez al desencadenamiento de la pulsión de poder, que en realidad es la pulsión que moviliza el ataque sexual.

¿Qué es la pulsión de poder?

Es una necesidad de utilizar a alguien indefenso y puede ser a través de la seducción. La seducción también es un ataque. Quien está seducido o atacado queda en manos y a disposición del seductor y es eso lo que lo excita. La experiencia sexual viene en segundo lugar.

¿Cuáles son las consecuencias?

No pueden clasificarse por sus efectos. No todas las criaturas que han sido victimizadas por violación o por abuso van a tener 10 años después síntomas acordes con ese episodio. Es mucha la gente que es abusada y violada desde niña y sigue viviendo sin que este episodio le obstaculice definitivamente la vida. En cambio hay otros seres humanos que quedan mal marcados, por ejemplo aquellos que son sistemáticamente abusados o violados. Entonces el efecto de los abusos depende del tipo de abuso, de su reiteración y de los recursos que la criatura tenga para poder resolver lo que se suele llamar resilencia, que es la capacidad de reacción y superación que tenemos los seres humanos respecto de situaciones traumáticas.

¿Cómo se ve el abuso en los chicos?

Muchas cosas: que no se hacía pis y se hace, el insomnio, pesadillas, cambia la conducta en la escuela. Las maestras se dan cuenta antes que los padres, porque el chico cambia o la nena llora en los rincones, se pone agresiva con las amigas, no quiere salir al recreo. Las maestras son grandes colaboradoras. Los más chiquitos no quieren que los bañen.

¿De qué depende que el niño pueda contar o no?

De cada niño o niña. Si la mamá o el papá son cuidadosos pueden advertir que hay cambios en los juegos y en las conductas y muchas veces es útil decirle: “Haceme un dibujo de lo que quieras”, o “un dibujo de cuando vas a jugar con el abuelo”. Fijate la figura que elijo, porque es reiterada, dejás al abuelo para que cuide a la nena y la mamá no sabe por qué se toca la vulvita y se irrita. No se toca ella la vulvita.

¿Por qué las madres no nos damos cuenta?

¿Por qué vas a garantizar que tu amor ha sido tan inteligente y sensible que eligió a una persona respetable? Éstos son los mecanismos narcisistas de cada uno. “Cómo me iba a imaginar que Fulano a quien yo amé”, “cómo puede ser que la persona que yo elegí para amar y para tener un hijo le hace esto”. Porque cuando vos te enamoraste no estaba a la vista, una no pone al otro bajo sospecha. Lo digo para que las madres no se sientan culpables, una no puede hacerle un test a cada novio.

¿Y una campaña?

No sirven si no son permanentes porque se multiplican las denuncias y después caen. Deberían ser sistemáticas, pero es muy doloroso. El juez tiene que creer en la verosimilitud del chico y rápido, porque defensivamente la criatura va deformando el recuerdo para salvarse del horror. Los que llegan a la Justicia tienen que tener un buen abogado, que empuje el expediente. Para no perder tiempo. Y tomarle el pulso al juez, que si está muy preocupado por la “revinculación” del chico con el padre, ahí es donde perdemos. Si el juez, ideológicamente, quiere que el padre no sea acusado, ¿cómo voy a decir que el padre es un delincuente? No puedo porque ataco a la familia y no puedo atacar a la familia: ése es el discurso jurídico patriarcal.



Fuente Redacción DZ - Por Valentina Herraz Viglieca



viernes, 10 de abril de 2015

CONDENA POR INTENTO DE FEMICIDIO: 14 AÑOS

LE DIERON CATORCE AÑOS POR QUEMAR A SU ESPOSA


En otro intento de femicidio, la Justicia porteña condenó a 14 años de prisión a un hombre que pretendió asesinar a su esposa embarazada rociándola con alcohol y prendiéndole fuego, a quien además golpeó e incluso obstaculizó la asistencia médica que había solicitado la mujer con ayuda de unos vecinos. El agresor aguardaba sentencia desde hace tres años, alojado en la cárcel de Ezeiza.


La condena dispuesta por el Tribunal Oral Nº 1 recayó sobre Simón Jorge Bracamonte y su esposa fue identificada como Beatriz Angélica Díaz. Los jueces Luis Salas, Alberto Huarte Petite y Martín Vázquez Acuña resolvieron el caso perpetrado el 23 de julio de 2012, cuando Díaz concurrió a la casa de Bracamonte para que “la acompañe a realizarse un hemograma”. Allí comenzó una discusión. “Hubo empujones y hasta una trompada. Díaz quiso escapar, pero no le fue posible; luego el imputado le arrancó la ropa y dijo que iba a aprender a hacer las cosas como él quería”, sostiene el expediente. “El hombre roció con alcohol el cuerpo de ella, la tiró sobre el colchón y con un encendedor le prendió fuego, provocándole quemaduras en cara, rostro, espalda, hombros y zona escapular.”

En su defensa, “el acusado reconoció que tenía actitudes violentas con su mujer” y que eso “se debía a que ella mantenía relaciones con terceros”. Los jueces lo condenaron “como autor material penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa, en concurso real con el delito de amenazas coactivas” contra una testigo ocasional de los hechos.

Fuente. Página 12

jueves, 9 de abril de 2015

VIOLENCIA DE GÉNERO: NOVEDOSO PRECEDENTE PARA UNA IMPUTACIÓN

Catamarca, Argentina.- Los hechos de violencia de género a diario copan espacio en la agencia mediática, con un gran impacto social. Durante la feria judicial de enero, el Juzgado de Control de Garantías en feria dispuso la prisión preventiva a un hombre acusado de privar de la libertad, golpear, amenazar y haber atacado sexualmente a su amante. Por tratarse de una relación sostenida en el tiempo, se interpretó que este era motivo para agravar la imputación que pasó de lesiones leves a lesiones leves calificadas.




El hecho que se le endilga a este señor se habría producido en los primeros días de diciembre, en una localidad del departamento Capayán. Según la denuncia, este hombre pasó a buscar, en su propio vehículo, a esta mujer –con quien tenía una relación extra matrimonial desde hacía tres años-. Con tono prepotente e insistente, este señor le habría pedido a la mujer que se subiera al rodado. Sin otra alternativa, ella subió y el hombre arrancó. En el transcurso del viaje, el hombre habría comenzado a golpear a la mujer y a amenazarla de muerte con un arma de fuego. Finalmente, se detuvo y habría atacado sexualmente a la mujer. Posteriormente, la mujer realizó la denuncia correspondiente. Luego de los trámites de rigor, la Fiscalía a cargo de la instrucción solicitó la prisión preventiva para este hombre.

El juez de Control de Garantías en feria, Fabricio Gershani Quesada, no hizo lugar a la oposición de la prisión preventiva para el acusado. El magistrado explicó que si bien comparte que, entre la Privación Ilegitima de la Libertad Agravada y Lesiones Leves existe un concurso ideal en los términos del artículo 54 del Código Penal, no consideró que la calificación correcta sea “lesiones leves”. Según este magistrado, ello se debe a entre la presunta víctima y el acusado existía -o al menos existió- una relación sentimental. De acuerdo con los dichos del imputado, esta relación incluyó una convivencia por espacio de un año y medio, remarcó.

“Tal relación preexistente entre víctima y victimario desplaza la figura de lesiones leves prevista en el artículo 89 del Código Penal a la figura de Lesiones Leves Calificadas prevista por el artículo 92 primer supuesto del Código Penal en función del artículo 80, inciso primero del digesto punitivo. Al respecto, es menester puntualizar que esta novísima figura penal fue incorporada a nuestro catálogo punitivo por ley 26.791, en diciembre de 2012.  Habida cuenta de que la jurisprudencia en el país aún no se ha desarrollado en su plenitud, precisamente por lo reciente de su incorporación, ya con anterioridad determinados grupos feministas venían bregando en su lucha”, detalló.

En este sentido, el juez Gershani Quesada señaló que la violencia contra las mujeres es un fenómeno grave. Desde hace ya algunas décadas y por denuncias de las organizaciones de mujeres, a nivel internacional, remarcó, se han tomado acciones con el fin de hacer de este fenómeno un hecho visible en la sociedad y de crear instrumentos jurídicos (es decir, leyes) donde se establezcan una serie de obligaciones que los Estados deben cumplir para que se respete el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia por razones de género, violencia por el solo hecho de ser mujeres.

“No puede pasarse por alto que el presente conflicto surge de un problema de pareja, desacuerdos que existían entre estos dos ex convivientes, celos y traiciones que muy posiblemente hayan desencadenado este devenir complejo. Prueba de que estamos ante dos personas que poseían una relación, como la exigida por el artículo 92 para agravar las lesiones leves en función del artículo 80 del Código Penal, son los dichos del propio imputado al momento de ejercer su defensa material, sumado a los dichos de la víctima al formular su denuncia en donde además de reconocer que subió a la camioneta porque él le pedía hablar por cuestiones sentimentales. Luego contó que ya en el lugar del hecho tuvo una discusión con el imputado”, precisó.

Al respecto, según consta en el expediente, la denunciante manifestó que “en un momento determinado me decía que le diga si había estado con otro hombres. Le respondí que no y que lo amaba. Esto lo dije porque estaba muy alterada y temerosa. Pensé que si  no decía esto, él me iba a arrojar al vacío, después de esto me volvió a ingresar a la camioneta y me seguía amenazando y golpeando”.

MÁS HECHOS

De acuerdo con lo manifestado por la presunta víctima, a este hombre con quien tenía previamente una relación sentimental, se lo acusó de tres hechos:
*Privación Ilegitima de la Libertad Agravada y Lesiones Leves en Concurso Ideal.
* Amenazas con Armas
*Abuso Sexual con Acceso Carnal.
Sin embargo, el magistrado, tras analizar las pruebas obtenidas, decidió agravar el primer hecho y al tercero le modificó la calificación a “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Convención de Belem Do Pará

El reclamo de las mujeres por sus derechos no es nuevo. En junio del año pasado, la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Belem Do Pará”, cumplió 20 años. Argentina es uno de los países que ratificó este tratado y desde entonces surgieron leyes en el ámbito nacional. Esta Convención obliga al Estado para que los tres poderes lleven adelante acciones.
La Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos el día 9 de junio de 1994 manifestó su preocupación porque la violencia en que viven muchas mujeres de América, sin distinción de raza, clase, religión, edad o cualquier otra condición, es una situación generalizada.
“La violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades. La violencia contra la mujer es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres”, se expresó.
Para los efectos de esta Convención debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado.

Fuente: Diario Digital  Femenino - Por Por Basi Velazquez

martes, 7 de abril de 2015

DOBLE VIOLENCIA DE GÉNERO

En San Luis, un hombre fracturó a patadas a su pareja trans. Cuando sus familiares fueron a realizar la denuncia a la comisaría 23ª de la capital puntana, no se la quisieron tomar con el argumento de que se trataba de “problemas de pareja”.


Una mujer trans fue brutalmente golpeada por su pareja en la ciudad de San Luis y se encuentra internada en el policlínico local con múltiples fracturas de piernas y caderas. El caso de violencia de género tiene la particularidad de haber contado, además, con complicidad institucional: en el momento en que los familiares de la víctima se presentaron a realizar la denuncia a la comisaría, la policía la desestimó con el argumento de que se trataba de problemas de pareja. Recién la tomó cuando la madrastra de la víctima contactó a un cuñado integrante de las fuerzas de seguridad. El agresor fue detenido por averiguación de antecedentes y luego puesto en libertad.

La filial San Luis de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero (Attta) denunció y pidió urgentemente la intervención de la Justicia provincial ante el ataque que sufrió Yésica Bustos, de 38 años. En la noche del jueves pasado, Bustos fue golpeada por su pareja en el barrio Estrella del Sur, ubicado en la zona sur de la capital puntana.

Gema Rosales, titular de la organización social en la provincia, afirmó a este diario que la víctima era sometida por un hombre de aproximadamente 40 años, de apellido Muñoz, quien “la maltrataba física y psicológicamente”. La pareja se encuentra en situación de calle y, al momento de la agresión, vivía en una casa abandonada.

La golpiza se dio en plena vía pública y fue detenida por unos jóvenes que pasaban por el lugar. Inmediatamente, Bustos fue internada en el hospital local con fracturas de piernas y cadera. Según comentó Rosales, no era la primera vez que sufría maltratos por parte de su pareja, con la que convivía desde hace un par de meses. “El era totalmente consciente de sus actos, estaba en sus cabales”, remarcó Rosales.

Además, indicó que la víctima siempre se encontró “en una condición totalmente de abandono y de situación de calle, jamás supo qué es tener un techo propio. No cuenta con ingresos económicos y mucho menos sabe lo que es tener las comodidades materiales básicas que cualquier persona debe tener”.

La dirigente destacó que la víctima “sufre de un retroceso madurativo por la violencia y abuso sufrido a lo largo de su vida, no puede dimensionar la gran violencia a la que fue sometida”. “Yésica estuvo sometida sistemáticamente a violaciones, brutales golpizas y hechos terribles como que la quemen con agua hirviendo”, explicó.




Rosales relató que, cuando familiares de Yésica se dirigieron a la comisaría 23ª al día siguiente a realizar la denuncia, en la dependencia se negaron a tomarla. “Como sucede casi siempre en los casos de violencia de género, en un primer momento, la policía no quiso tomar la denuncia. Decían que se trataba de problemas de pareja, que para qué íbamos a perder el tiempo, que teníamos que ir a un juzgado. A la madrastra terminaron aceptándole sólo una exposición.”






El último domingo, la madrastra contactó a un cuñado policía y pudieron radicar la denuncia en la misma comisaría. “El agresor fue detenido por la policía local por averiguación de antecedentes y puesto luego en libertad”, destacó. El reclamo inmediato es que se lo vuelva a detener y se le imponga una orden de restricción.

Conocido el hecho, el programa Mujer y Comunidad del Ministerio de Inclusión Social de la provincia puso a disposición contención psicológica y judicial a la víctima. Rosales subrayó que “también se encuentra trabajando para poder garantizar seguridad y una buena calidad de vida a nuestra compañera”.

“Ella está totalmente atemorizada. No habla mucho, llora. Queremos que se haga justicia y se pueda poner un freno a estos casos de violencia de género por odio. Nuestro promedio de vida es de 35 a 40 años y no tenemos tiempo para promesas, exigimos nuestros derechos ahora.”

Fuente. Página 12

lunes, 6 de abril de 2015

NUEVAS MODALIDADES PARA EJERCER FEMICIDIO

titulo original: Tragedia en lago lácar: como el cuerpo del cuerpo no aparece, crecen las dudas y el misterio.
Argentina.

San Martín de los Andes.-( Neuquén) Crecen las dudas y el misterio en torno a la muerte de la joven y la desaparición de un hombre, que ayer a la madrugada cayeron con su camioneta en el lago Lácar.  Secuestro, suicidio y homicidio son algunas de las hipótesis que se manejan desde la investigación.

La primera de ellas gira en torno a un posible secuestro. El joven habría llevado a la mujer, de 23 años, en contra de su voluntad en su camioneta y, por razones que aún se desconocen, tiró la camioneta al precipicio en el camino de Los Siete Lagos, a dos kilómetros de la localidad lacustre.

Según indicó el comisario Luis Torres, se recibieron varios llamados que alertaron de la situación de secuestro de la chica. Uno de los avisos lo dio el cuñado de la víctima ya que ésta había alcanzado a contactar a su hermana para contarle lo que estaba padeciendo. También se recibió otro llamado que mencionaba que se escuchaban gritos de la mujer cuando iba adentro de la camioneta, una Mercedes Benz Sprinter.       

En tanto, desde el Ministerio Público Fiscal informaron que no existen elementos para considerar que no fuera un accidente. Por otro lado, como el cuerpo del joven aún no aparece tampoco existe una acción penal para caratular la causa.

Esta mañana, la hipótesis de un accidente de tránsito se había descartado en un primer momento porque en el lugar no había evidencias de que el conductor haya intentado frenar, sigue vigente hasta tanto  Tampoco se pudo observar en el camino algún rastro de alguna maniobra para evitar la caída.  

El cuerpo de la mujer salió despedido y fue hallado entre las piedras, mientras que los buzos de Prefectura estuvieron abocados a la búsqueda del hombre. Tampoco se halló bajo el agua la mayor parte de la Mercedes Benz Sprinter ya que solo se encontraron pedazos en la zona del siniestro. Durante toda la jornada de hoy, se mantuvieron las tareas de búsqueda.  La camioneta, que circulaba en dirección hacia Villa La Angostura, aún persiste dentro del agua.

Fuente: LM.Neuquen