lunes, 4 de enero de 2016

ESTUDIAN SECUELAS NEUROLÓGICAS DE LA VIOLENCIA FÍSICA

Título original: " Rastros del matrato"


Especialistas en neuropsicología de la Universidad de Granada investigan los daños cognitivos que padecen las víctimas de violencia de género, para rehabilitarlas.



En España, especialistas en neuropsicología de la Universidad de Granada llevan adelante una investigación para determinar las secuelas cognitivas que la violencia machista deja en sus víctimas. El estudio, realizado en el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de esa casa de altos estudios, busca avanzar en un campo que registra pocos antecedentes y posibilitar, en un futuro, el diseño y la aplicación de tratamientos de rehabilitación adecuados para apoyar a esas víctimas.

El proyecto está en marcha en el Centro de Investigación donde ya funciona un programa pionero en España que ofrece, también, atención psicosocial a niños y madres víctimas de violencia de género y en el que están implicados la Diputación y el Ayuntamiento de Granada. El equipo de científicos está investigando el daño cerebral vinculado a los golpes en la cabeza y el estrangulamiento, entre otras lesiones, según detalló Miguel Pérez, especialista en Neuropsicología y uno de los responsables del estudio.

Hasta el momento, las ciencias han dedicado pocas investigaciones al campo, pero sí ha establecido que las víctimas de violencia de género suelen padecer dificultades cognitivas graves, que tienen impacto sobre su funcionamiento cotidiano. Los trastornos de memoria, de atención y de concentración, y también dificultades para la toma de decisiones e inhibición de respuesta son usuales tras las situaciones de maltrato físico, de acuerdo con los registros.

En la actualidad, las mujeres maltratadas no son rutinariamente evaluadas para el diagnóstico del posible deterioro neuropsicológico. Los profesionales abocados al estudio sostienen que las lesiones que provocan esos comportamientos podrían ser motivo de reclamo de indemnización –como sucede en casos de accidentes–, pero que en casos de violencia de género “están pasando desapercibidas”, señaló el neuropsicólogo Pérez.

La investigación, que todavía está en etapa piloto, estudia los casos de más de 40 mujeres víctimas de violencia de género y un número equivalente de mujeres que no han padecido esos maltratos. Ambos grupos han sido sometidos a diversas pruebas de medición de memoria, de atención y de razonamiento. Pérez señaló que procuran determinar cuántas mujeres están sufriendo este tipo de secuelas y en qué consisten para propiciar programas de rehabilitación.

Fuente: Página 12 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada