lunes, 4 de julio de 2011

SE CREA FISCALÍA DE VIOLENCIA DE GÉNERO


Debido al incremento en la cantidad de mujeres que son víctimas de maltrato, de los cuales un gran porcentaje culmina en asesinato, tal como el renombrado caso de Carolina Aló o el más reciente donde una joven fue degollada y tirada a la basura dentro de una bolsa, la Justicia bonaerense determinó la creación de la “Fiscalía de violencia de género”.

Esta nueva área dentro del ámbito judicial recibirá únicamente denuncias penales por maltrato. Además asistirá y brindará contención a las denunciantes.
La nueva Fiscalía funcionará en San Isidro, provincia de Buenos Aires y marca un precedente a seguir por el resto de las jurisdicciones judiciales del país.
Será inaugurada el miércoles próximo y en la ocasión el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, y el intendente local, Gustavo Posse, firmarán el convenio para la implementación de la Oficina Fiscal Especializada en Violencia de Género, Delitos Contra la Integridad Sexual y Violencia Familiar, que funcionará dentro del edificio, de la nueva Fiscalía.
En el marco de esta iniciativa se elaboraron protocolos de actuación en los que se priorizan “el principio de asistencia a la víctima, que implica que junto al esfuerzo por la investigación aparezca en paridad de objetivos el especial cuidado de la misma, aportando con la gestión a la orientación y al fortalecimiento de la mujer», dijo el fiscal Novo.
En tanto que con estas nuevas maneras de atender a las víctimas, se trata de evitar la revictimización y que independientemente de las áreas que intervengan, del Estado o no todas deben trabajar coordinadamente para dar una respuesta integrada. Un aporte al respecto lo plasman psicólogas especialista en el tema, entre ellas Verónica Figueroa, quien asegura que es necesario cambiar la dirección de las investigaciones después de que un hecho como este sucede, puesto que es habitual que la primera en ser investigada sea la víctima y no el victimario, porque “nunca una mujer avala un hecho de violencia”. Es necesario desmitificar a quien sufre de los hechos de violencia ya sea física, mental o emocional, porque cuando se anima a denunciar debe recordarse los riesgos que corre y la exposición a la que se somete, si el agresor la descubre, señala este informe.
Los delitos ocurridos dentro de las paredes de una casa no son los únicos a los que las mujeres se ven expuestas, puesto que se deben considerar desde los “arrebatos sexuales hasta los acosos sufridos muchas veces dentro del ámbito laboral”.
Sin embargo es fundamental recordar, como ya lo señalara nuestro diario en un informe, que los matrimonios violentos se inician en noviazgos violentos y es allí donde se debe actuar para evitar consecuencias mayores.
La Justicia Penal de La Plata dictó esta pena a Lucas Carrieri, de 29 años, quien en 2006 mató a su novia tras discutir con ella.
La joven de tan sólo 19 años, era diez años menor que el asesino y tenía un hijo de 4 años.
La tarde del crimen, Paula Polichella fue de visita a la casa de su novio y nunca más apareció con vida. Los familiares de Paula preocupados por su ausencia fueron a la vivienda de Carrieri, y éste les dijo que ella estuvo sólo unos minutos y que prosiguió camino para visitar a un amigo en Berisso.
Pero finalmente, la verdad se conoció cuando el cuerpo de la joven fue hallado a la vera de una ruta cerca de San Miguel del Monte, dentro de una bolsa de basura y degollada. Tras el hallazgo, el criminal confesó que lo hizo por celos.

FUENTE: PRENSA LIBRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada