viernes, 13 de abril de 2012

AMÉRICA LATINA. JUSTICIA LEJANA PARA MUJERES


Solo una pequeña proporción de mujeres latinoamericanas que sufren el menoscabo de sus derechos acceden plenamente a la justicia, alertó un colectivo de organizaciones feministas de la región.

"No se trata solo de litigar sin gastos o de plantear un problema ante un tribunal", dijo a IPS una de las autoras de la denuncia, la argentina Natalia Gherardi, sino de "acceder a un buen servicio judicial", capaz de fallar "en un tiempo prudencial".

Gherardi, directora ejecutiva de ELA Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, indicó que "la desigualdad, la discriminación y la marginación" explican los obstáculos materiales de muchas mujeres para acceder a la justicia.

Pero aun cuando logran superar esas barreras y acceden al sistema, encuentran muchas veces "un tribunal de justicia cargado de estereotipos de género" producto de la falta de sensibilización que requeriría "un cambio cultural" de la sociedad, añadió.

Esta denuncia fue presentada a fines de marzo en audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington por parte de la Articulación Regional Feminista por los Derechos Humanos y la Justicia de Género.

Las mujeres de la Articulación, que provienen de organizaciones de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Perú, pidieron a la Comisión esa "audiencia especial" con dos objetivos simultáneos.

a)"Uno fue político regional para llamar la atención de la Comisión sobre problemas que exceden a un solo país y que se presentan como un patrón de conductas en varios, con realidades económicas y sociales diversas", explicó Gherardi.

Este llamado de atención es clave, destacó la activista argentina, debido al rol que puede asumir esta Comisión, que forma parte del sistema de la Organización de los Estados Americanos (OEA), ante los gobiernos del continente en el seguimiento de estos temas mediante visitas, informes especiales y otras acciones.

b)El otro propósito es que, al llevar el tema a un foro que vela por el cumplimiento los de compromisos de cada país en materia de derechos humanos, se apunta a que en cada sitio se vea la importancia que se da a problemas internos en la comunidad internacional.


Junto a la argentina ELA están en Articulación, creada en 2004, la Corporación Humanas, de Chile, Colombia y de Ecuador, la Coordinadora de la Mujer, de Bolivia, La Cuerda, de Guatemala, Equis: Justicia para las Mujeres, de México, y Demus. Estudio para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, de Perú.

A eso se suman nuevos retos, remarcó, como la falta de acceso a la justicia de mujeres indígenas o el empobrecimiento que sufren adultas mayores por no poder acudir a la justicia en defensa del derecho a la jubilación.

Para Carrera, una de las principales trabas está a nivel de los parlamentos. Las leyes contra la violencia en muchos países solo atienden a la intrafamiliar, dejando impunes las agresiones de género que se ejercen en otros ámbitos de la vida social.

Fuente: IPS








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada