sábado, 5 de mayo de 2012

"Mirá lo que tengo para vos", dijo y la asesinó de un balazo

Amenazas. La maltrataba, pero ella nunca hizo la denuncia
  En el mismo día que el colectivo Mujeres de Negro anunciaba que en el correr del año llegaban a 13 las mujeres víctimas de violencia doméstica, Giovanna Pérez, de 31 años, fue asesinada por su expareja de 44. "Hacía años que él la amenazaba, pero nunca hizo la denuncia", aseguró Daniel, cuñado de Giovanna. El jueves, cerca de las 10 de la noche, la joven llegaba a su casa de la calle Andresito, en Colonia Nicolich, entre las rutas 101 y 102. Venía acompañada por una pareja, compañeros de un curso de repostería. La pareja se despidió de la joven, quien ingresó al terreno de su vivienda. Agazapado, esperando detrás de una precaria construcción de bloques, en el frente de la casa, estaba su expareja, H.P.D.S., de 44 años, esperándola con una escopeta (el parte policial no facilitó la identidad completa del homicida). Cuando Giovanna pasó por ese lugar fue sorprendida por el hombre, que le colocó la escopeta en el pecho. "Mirá lo que tengo para vos", le dijo y enseguida disparó. La mujer llegó a caminar unos metros rumbo a la puerta de su casa, pero cayó al piso en la entrada de la vivienda, ya sin vida. El hombre, en tanto, fugó hacia su vivienda, donde con la misma escopeta con la que había matado a la mujer se disparó un tiro en la cabeza. A pesar de la gravedad de las heridas, el individuo, llegó a ser trasladado a un hospital de Salud Pública en Ciudad de la Costa, donde perdió la vida. "La familia quedó muy afectada", indicó el joven cuñado de la víctima. "Hoy vinieron todos los canales y varios medios, pero el hermano (de la joven) no quería saber de nada", dijo. Los restos de Giovanna fueron enterrados ayer de tarde, según informó el familiar. La pareja se había conocido en el año 1995 y al poco tiempo iniciaron una relación. Según contaron el cuñado de la joven y su madre, desde hacía años el hombre la agredía, física y verbalmente. Después de varios años de convivencia, el pasado 8 de abril Giovanna decidió abandonar a su pareja, luego de soportar, no solo la violencia a la que la sometía sino también continuas infidelidades. La pareja tenía una niña de 6 años y un niño de 3, pero el hombre, tenía 5 hijos más con otra mujer, con la que se había ido a vivir luego de separarse de la joven que el jueves asesinó. "La vimos venir", sostuvo la madre de la joven, en declaraciones a Subrayado. "Hacía tiempo que la veíamos alejada de nosotros y un día hablé con ella y me dijo que estaba cansada de su pareja y que lo iba a dejar porque la amenazaba", expresó. La mujer contó que su nieta le había dicho que el hombre había amenazado en más de una ocasión a su madre, incluso con armas de fuego. "Ella me lo negó, pero yo le dije que un niño no miente", dijo. A su vez, reveló que nunca pudieron denunciar el hecho porque "una psicóloga nos dijo que la denuncia la tiene que hacer la mujer agredida". "Ella me dijo que él estaba mejor y que (su expareja) no nos iba a molestar", dijo. "Lo único que puedo decir a las mujeres que son agredidas es que se animen a denunciar y se alejen de ese tipo de hombres", sostuvo. "Vos fijate que ella se separó y se vino a vivir con nosotros y ni siquiera pudimos protegerla de él", concluyó la mujer, agobiada por la tristeza.
FUENTE: El País Digital - POR DIEGO CASTRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada