miércoles, 4 de julio de 2012

EN EL 2011, LAS MUJERES CON DISCAPACIDAD HAN SUFRIDO VIOLENCIA DE GÉNERO UN 18.8% MÁS


Conferencia Internacional ‘Los desafíos del nuevo milenio para las mujeres con discapacidad’








En 2011, las mujeres con discapacidad han sufrido violencia de género en un 18,8%, y sin discapacidad, en un 10%.


Madrid, 04 jul. 12 Según ha destacado la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, “en 2011, las mujeres españolas que sufren alguna discapacidad sufren violencia de género en un 18,8%, mientras que las que no tienen discapacidad sufren violencia en un 10%”. “Son 8 puntos de diferencia que nos exige atender”, ha declarado.

Así lo ha informado durante su participación en la mesa redonda ‘Los compromisos de las administraciones públicas con la violencia en las mujeres con discapacidad’, en el marco de la conferencia internacional ‘Los desafíos en el nuevo milenio para las mujeres con discapacidad’, organizada por el CERMI.

En este sentido, ha hecho referencia a tres líneas de acción del Ejecutivo, dentacando el objetivo de lograr la máxima personalización de los casos de violencia de género, ya que, según ha indicado, “cada víctima es un mundo y no hay un perfil único”. También ha resaltado la necesidad de ser más eficaces y perfeccionar más el sistema, así como conseguir enfocar las políticas de violencia a las personas que están en una situación más vulnerable.

Asimismo, ha señalado que es “fundamental” el papel de múltiples instituciones y la unión tanto del sector público, privado, las fuerzas políticas o el movimiento asociativo, teniendo en cuenta la descentralización de las políticas actuales.

En esta línea, ha mencionado al Observatorio Estatal contra la Violencia, como una institución “ejemplar” de colaboración entre las distintas instituciones. Así, ha apuntado a la firma de una carta por parte de más de 30 empresas sobre su adhesión a una sociedad libre de violencia y su compromiso de insertar laboralmente a mujeres víctimas.

Además, entre los planes previstos, ha anunciado que se está elaborando y se presentará el próximo otoño una Estrategia Nacional para la erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que contará con todas las acciones posibles de prevención, detección y asistencia de casos de violencia, y se incluirá en todas esas acciones la variable de la discapacidad. “La Ley orgánica 2/2004 nos obliga a proteger a las mujeres especialmente vulnerables, como las mujeres con discapacidad”, ha añadido.

Por otra parte, en la mesa redonda también ha participado Katrine Wilms Andersen, del Ministerio de Asuntos Sociales e Integración de Dinamarca, quien ha asegurado que para su Gobierno la violencia a mujeres con discapacidad es “una prioridad”. “Lo más importante es visibilizar las situaciones”, ya que, según ha afirmado, “las mujeres con discapacidad tienen una tendencia a minimizar la violencia que se ejerce contra ellas”.

Entre las medidas que desarrolla el gobierno danés en esta materia, Wilms ha señalado que existe un Plan de Acción para crear nuevas casas de acogida, a las que, además, se están dotando de condiciones de accesibilidad para las mujeres con discapacidad, así como un Plan de formación de profesionales en materia de género, discapacidad y violencia.

Por su parte, Angelika Diggins-Rösner, del Ministerio Federal para la Familia, las Personas Mayores, las mujeres y los jóvenes de Alemania, ha expuesto el modelo gubernamental alemán en materia de violencia a mujeres y niñas con discapacidad, y además de la legislación que la contempla o las figuras y organismos creados al efecto, ha destacado un estudio sobre violencia en mujeres con discapacidad de 2009.

Según se extrae del estudio, todas las mujeres entrevistadas tenían una discapacidad múltiple, muchas carencias, no tenían relaciones sociales, no podían elegir, experimentaban violencia sexual física y psicológica, en adolescentes y adultas. En este sentido, ha apuntado que “el 75% de las situaciones de violencia eran físicas; el 43%, era sexual; y el 41% de las situaciones de violencia proceden de sus parejas”.

“Hasta ahora, se ha intentado proteger a las mujeres de la violencia, pero necesitamos aumentar las actividades para que haya toda una serie de servicios de apoyo que garanticen una mayor protección”, ha indicado. Para ello, ha explicado que “hacen falta protocolos”, ya que “necesitamos mejorar la autoconfianza de las niñas y mujeres con discapacidad y promover su independencia”.


Fuente: AmecoPress.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada