domingo, 30 de marzo de 2014

ESTOY CIEGA POR CULPA DE LA JUSTICIA

Carlos Goncharuk será juzgado en La Plata por los reiterados golpes que le propinó a su ex pareja, Susana Gómez, quien quedó ciega a raíz del maltrato que sufrió durante 9 años, y por los cuales realizó 14 denuncias judiciales. Lo que suceda en el tribunal "será un caso representativo de tantas mujeres que han recurrido a pedir ayuda reiteradas veces y no han sido escuchadas", dijo su abogado.





Mañana comenzará un nuevo juicio por un caso de violencia de género. Carlos Goncharuk será juzgado en La Plata por los reiterados golpes que le propinó a su ex pareja, Susana Gómez, quien quedó ciega a raíz del maltrato que sufrió durante 9 años, y por los cuales realizó 14 denuncias judiciales.

"Estoy ciega por culpa de la justicia", dijo la mujer a Télam, quien recurrió a la justicia logrando restricciones del hogar para el agresor, las que fueron violadas sistemáticamente por él. Hasta 2011 ella ya había realizado 13 denuncias, y el 24 de abril de ese año "nos llamaron de una fiscalía para que le demos refugio, ante los reiterados ataques del hombre", contó el abogado Dario Witt, presidente de la ONG Casa Abierta María Pueblo, que comenzó a acompañar a la mujer.

Susana y sus cuatro hijos estuvieron en el refugio de la organización hasta que el equipo legal de la institución logró que detuvieran a Goncharuk, en lo que se convirtió en la denuncia número 14, esta vez porque "golpeó, hasta casi matarlo, al papá de Susana", explicó Witt.
Mientras esto ocurría, la Fundación Zambrano, especializada en salud ocular, "la atendió gratuitamente y confirmó que los traumatismos cerebrales que le produjeron los golpes de este hombre, le generaron desprendimiento de retina y problemas irreparables en el nervio óptico", agregó el dirigente social.

Con 26 años, Susana se enteró que el maltrato le dejó una marca más: la ceguera. "Asumí mi discapacidad, comencé la rehabilitación, hablé con mis hijos; ahora trabajo como telefonista en tribunales y quiero ser voluntaria en María Pueblo, a quien les debo estar viva", sostuvo la mujer.
Ella pidió que su agresor no esté presente en la sala del Tribunal Oral Criminal número 5 de La Plata cuando declare, porque "no lo voy a ver, me dejó ciega, pero voy a saber que está ahí". Susana es conciente de que su testimonio "va a ayudar a miles de mujeres que están pasando por situaciones de violencia. Quiero que la justicia escuche, porque lo que me pasó se pudo haber evitado".

A las mujeres en situación de violencia se las insta a denunciar su situación "pero no alcanza si no nos acompañan en el después, si no hay refugios, si no se hace más prevención", aseveró la sobreviviente. El equipo legal de María Pueblo "tuvo que unificar todas las causas iniciadas en 9 años, un trabajo que hicimos gratuitamente y que si se tuviera que pagar, rondaría los 300 mil pesos", señaló el presidente de la ONG.

El abogado también resaltó el fallo del juez platense César Melazo que permitió la detención del violento, porque "planteó la necesidad imperiosa de que la justicia penal y civil trabajen en conjunto ante casos de violencia de género".

Lo que suceda en el tribunal "será un caso representativo de tantas mujeres que han recurrido a pedir ayuda reiteradas veces y no han sido escuchadas", agregó. También consideró que el resultado de este juicio "se transformará en un ejemplo para los miles de casos de violencia de género que no son atendidos en el momento necesario y para comprender el riesgo al cual quedan sometidas las víctimas". Sobre todo "es la posibilidad que tengo de vivir en paz con mis hijos y mi familia, sin vivir constantemente amenazada. Espero que le den la pena máxima", deseo Susana.

Fuente: Infojusnoticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada