jueves, 20 de marzo de 2014

FALLO FEMICIDIO EN CALETA OLIVIA, SANTA CRUZ: 12 AÑOS

Título original: Mató a su ex esposa y pasará 12 años en la cárcel

La Justicia sentenció a 12 años de prisión, de cumplimiento efectivo, a Héctor Altamirano, al considerarlo autor penalmente responsable del delito de homicidio simple. Le disparó en la cabeza a su ex pareja Mirta Alejandra Rasgido, el 17 de noviembre de 2012.


Infografía: Voces y Apuntes



La Cámara Criminal de la Segunda Circunscripción Judicial de Caleta Olivia condenó a 12 años de prisión, de cumplimiento efectivo, a Héctor Altamirano, al considerarlo autor penalmente responsable del delito de homicidio simple.
Altamirano, un ex policía de la División Bomberos, le disparó en la cabeza a su ex pareja Mirta Alejandra Rasgido, en un hecho ocurrido el 17 de noviembre de 2012.
La sentencia se dio a conocer el martes y el Tribunal Oral no realizó audiencia y notificó la sentencia a las correspondientes partes.

El tribunal

El juicio se inició la semana pasada y conformaron el Tribunal Oral los doctores Cristina de los Angeles Lembeye a cargo de la presidencia, Laura Inés Vallebella y Oscar Alberto Santucci, como vocales, ambos en carácter de subrogantes legales.

Situación 
El hecho, que conmocionó a la comunidad caletense, según quedó probado ocurrió el 17 de noviembre del 2012 alrededor de las 11:30 de la mañana cuando Altamirano se dirigió en un rodado marca Chevrolet Corsa Classic a la vivienda donde residía su ex pareja, Mirta Alejandra Rasgido, en el barrio San Cayetano (casa 68).

Muerte inmediata 

En ese lugar, el ex policía retiró a su hija, que poseían en común, de 3 años de edad, y luego de mantener una discusión con Rasgido fuera de la propiedad (sobre calle Santiago del Estero detrás de la parroquia), subió al vehículo junto a la menor y desde el interior del mismo y encontrándose a pocos metros de la víctima le efectuó un disparo con una pistola Hi Power 9 milímetros.
El tiro impactó en el rostro de Rasgido causándole traumatismo de cráneo encefálico que le provocó la muerte en forma inmediata.
El agresor emprendió la huida en su automóvil y se retiró a su domicilio en el pasaje Toribio Rueda en el barrio Miramar, donde se procedió a su aprehensión.
Además, en el procedimiento se localizó debajo del asiento del conductor la pistola Hi Power, con su respectivo cargador con ocho cartuchos.
El juicio fue abreviado, debido a que el acusado confesó “lisa y llanamente” haber sido el autor del disparo.
También se decidió no trasladar a Altamirano desde su lugar de detención, en la Alcaidía de Pico Truncado, debido a la falta de movilidad de esa dependencia policial. (La Prensa de Santa Cruz)

Fuente: La Opinión Austral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada