miércoles, 17 de septiembre de 2014

BORRANDO A MAMÁ , un gran éxito en Argentina.

Antes de ahora he venido explicando y denunciando la perversión del sistema judicial argentino, con jueces, fiscales y defensores, que aplicando el pretendido "síndrome de alienación parental" separa a niños y niñas de sus madres, sólo porque éstan denuncian el maltrato, el abuso, el incesto de los padres  y la violencia ejercida contra ellas mismas.

Activistas y defensoras, junto a esas madres logramos en parte visibilizar la problemática: sendas resoluciones de las dos Cámaras del Congreso de la Nación denunciaron e instaron la no aplicación de esa pseudo y perversa teoría. También desde el Estado se han organizado jornadas con especialistas, tanto desde el Ejecutivo como desde el Legislativo.

Era esperable un ramalazo desde el fondo de la oscuridad, de la irracionalidad, de la mendacidad, de la estafa social, cultural y científica que este movimiento pro "sap" llevaría adelante. Se mueven en las sombras, espían, invaden domicilios, hacen lobby por doquier, todo eso y más. Mientras tanto un conjunto de ineptos les da vía libre para financiar un documental, que, en el mejor de los casos, no lograría hacer estallar la boletería de ningún cine donde lo exhibieran. Tampoco era ese el objetivo. El oscuro deseo vio la luz sólo y solamente cuando victimizándose sus hacedores, lograron más pantalla, audios y prensa escrita, que ninguna otra noticia de los últimos tiempos.

Casualidad, causalidad, connivencia, ignorancia, reglamentarismo, intereses económicos? IMPUNIDAD, digo yo.

Hoy una niña está internada en una sala de cuidados especiales; su madre sólo pudo verla en la mitad de la madrugada escoltada por un policía, desesperada y rogando que le reconocieran ese derecho.

La historia es la de siempre: mamá que denuncia abusos, padre absuelto porque esos actos no tienen la tipicidad que requiere el código penal, niños sustraídos con fuerzas policiales del hogar conviviente con su madre, y entregados al denunciado; orden de restricción para ella y todas las puertas de la justicia cerradas, como siempre en estos casos.

Hasta este momento en que estoy escribiendo, ningún canal de televisión y/o medio, da cuenta de esta historia.

Hoy una mamá -tambien privada de sus hijos con igual metodología y sustento fáctico jurídico- me dijo lacónicamente: están esperando que muera alguno de nuestros hijos o alguna de nosotras, o que nos maten. Me he quedado helada; escribo por inercia, tratándo de no ser cómplice con mi silencio.

BORRANDO A MAMÁ, un gran éxito en Argentina.





Dra. Norma Graciela Chiapparrone

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada