domingo, 1 de marzo de 2015

TRATA DE PERSONAS ( CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL Y LABORAL). INCIDENCIA EN LA SALUD DE LAS VÍCTIMAS

Hablar de la trata de seres humanos es hablar del tercer negocio más lucrativo del mundo tras el narcotráfico y la venta ilegal de armas. Por eso es vital concienciar a las autoridades: El estudio sobre la incidencia de este fenómeno en la salud de las personas, promovido `por ANESVAD es el primer paso dentro de una estrategia de incidencia política que busca asegurar la realización del derecho a la salud de las víctimas de trata en la región del Mekong.  La trata de seres humanos en la Unión Europea ha aumentado un 28% en tres años.



Trata de seres humanos

La muestra ha sido posible gracias a la colaboración de diversos centros de atención de víctimas en Tailandia, Camboya y Vietnam. Es el único estudio hasta la fecha de Asia con datos y se ha hecho público hoy en Tailandia. Entre los supervivientes de la trata ENCUESTADOS se han encontrado altos niveles de abuso y daños graves asociados con la trata de seres humanos. Por primera vez, los resultados revelan problemas graves de salud física y mental que experimentan los hombres, mujeres y niños/as víctimas de trata que se ven abocados por mafias a trabajos forzosos y la explotación sexual en el sudeste asiático.
El estudio  ha sido publicado en las principales revistas de divulgación científica en materia sanitaria como ‘The Lancet Global Health’; destacando el abuso físico y psicológico frecuente, así como las duras condiciones de trabajo de las víctimas en sectores como la agricultura, fábricas o la pesca.
Estimaciones recientes sugieren que en todo el mundo más de 18 millones de personas son víctimas de trabajos forzosos como consecuencia de la trata, a pesar de la naturaleza oculta de este fenómeno y las dificultades en la definición que hacen que existan estimaciones inciertas.

Niños en un centro de atención a víctimas de trata





Los promotores del estudio buscan la generación de información y conocimiento relativa a la trata de seres humanos y sus consecuencias sobre la salud, clave para la realización de estrategias de incidencia política así como el desarrollo de intervenciones más efectivas en el terreno, donde Anesvad lleva a cabo proyectos de desarrollo contra la trata y para abordar las secuelas físicas y psíquicas de víctimas en países como Laos, Camboya, Tailandia, Vietnam, Bangladesh o India. Los principales sectores de explotación son: la trata con un fin sexual (32%), la pesca (27%) y las fábricas (13%).
Casi la mitad de los participantes en la ENCUESTA (48%) habían sido objeto de abusos físicos o sexuales (o ambos) y muchos sufrieron violencia en forma de arma blanca, y en otros casos golpes y asfixia. El 61,2% reportaron síntomas de depresión y aproximadamente las dos quintas partes presentó síntomas de ansiedad (42,8%) y/o trastorno de estrés post-traumático (38,9%).

Las principales conclusiones sobre el trabajo y las condiciones de los participantes son:

1) El 48% han sufrido una experiencia física y/o de violencia sexual (481 de 1.015 participantes).

2) El 35% de las mujeres y las niñas reportaron violencia sexual (198 de 566 mujeres y niñas).

3)El 47% fue amenazado (478 de 1.015 participantes) y el 20% (198) fueron encerrados en una habitación.

4) El 70% de los participantes con datos disponibles trabajó siete días de la semana (685 de 985 participantes).

5) El 30% de los participantes con datos disponibles han trabajado al menos 11 horas por día (296 de 989).

La Dr. Cathy Zimmerman, autora del estudio y miembro del Centro de Violencia de Género y Salud de la ‘London  School’ señala:  “Creemos que la amplia variedad de sectores laborales en los que se produce el abuso, muestra claramente la necesidad de una mayor regulación gubernamental en estos países, más normas de salud y seguridad estrictas, y las inspecciones periódicas de los sectores que son susceptibles a la trata de personas”. “La explotación de los seres humanos viene de lejos, aunque es desalentador ver que existe la trata de personas en tales proporciones en el siglo XXI: es la esclavitud moderna”, declaró la doctora.
El estudio ha sido posible gracias a la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical (LSHTM) la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la ONGD Anesvad.

FUENTE: Plural.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada