lunes, 13 de julio de 2015

" LA MATÉ PORQUE ERA MÍA"

Título original: CUANDO NO SE ESCUCHA LA DENUNCIA

MATO A SU EX ESPOSA Y SU PAREJA Y SE SUICIDO EN LA PAMPA

Un hombre separado de su ex mujer la mató junto a su novio, en el pueblo pampeano de Ceballos. Antes de suicidarse llamó a la policía para denunciar el hecho. Pese a que había sido denunciado varias veces, la policía se mostró sorprendida.




Un hombre, que había sido denunciado por violencia de género por su ex esposa, la baleó junto a la actual pareja en una casa de la localidad pampeana de Ceballos, luego llamó a la policía para confesar que había cometido una “macana” y que se iba a suicidar, lo que finalmente ocurrió cerca de la escena del doble crimen. El hecho ocurrió la madrugada de ayer, en una vivienda situada en avenida Ramón Castro, entre San Martín y Ferro Carril Oeste, del pueblo de Ceballos, de apenas 323 habitantes y ubicada al noroeste de la provincia de La Pampa.

Según la versión policial, todo comenzó a la 1.20, cuando Raúl Coronel (55) llamó a la comisaría de Intendente Alvear, a 25 kilómetros, y dijo que se había mandado “una macana” con su ex esposa Nélida Mendía (49) y el novio de la mujer, Carlos Montes (55).

“En la comunicación, la persona (por Coronel) se manifestó muy tranquilo, dio su nombre, domicilio y le dijo al agente de turno que se había mandado una macana”, contó a la prensa el comisario de Alvear, Mauro Bertone.

Según el oficial, Coronel contó que “estaba separado de Mendía, que ella había comenzado otra relación con Montes y que no lo buscáramos”. Desde la Departamental Alvear se dio aviso al destacamento de Ceballos.

Poco después, el sargento primero Gustavo Barrionuevo del destacamento en cuestión y uniformados de la Departamental enviados especialmente llegaron a la casa de avenida Castro y encontraron los cuerpos baleados de Mendía y de su novio.

Bertone precisó que ambos cuerpos yacían en un sector de la vivienda donde hay un pasillo y la cocina, y que uno de los disparos lo presentaban en la cabeza.

Los investigadores creen que para entrar a la casa, Coronel rompió la puerta de ingreso pegándole patadas a la altura de la cerradura y primero disparó contra Montes y luego mató a Mendía.

Mientras los policías se encontraban en la escena del doble crimen recibieron un nuevo llamado telefónico de Coronel, quien les dijo que se iba a suicidar, por lo que los efectivos montaron un operativo de búsqueda.

“El llamado lo hizo desde la estación de trenes y dijo que no lo busquemos porque iba a empezar a los tiros contra el personal policial, y cuando lo fuimos a buscar ya se había disparado en la boca y estaba sin vida”, explicó otra fuente policial.

Este informante señaló que Coronel fue hallado muerto en uno de los andenes de la terminal ferroviaria, ubicada a unos mil metros de la casa y que junto al cuerpo se secuestró una pistola Bersa calibre .22, con la que se cree se cometió el doble crimen y el posterior suicidio.

Además, los investigadores pesquisas determinaron que antes de matarse, Coronel llamó también a su hija y sus hermanos para contarles lo sucedido. “Es increíble esto que ocurrió, jamás había pasado acá algo de esta magnitud. Coronel se había separado de su ex pareja hacía cinco años y ella había logrado rehacer su vida con Montes”, comentó una fuente policial a la agencia Télam.

De todos modos, la capacidad de observación policial y su sorpresa cayó en un profundo pozo oscuro cuando se supo que Mendía había denunciado a Coronel en varias ocasiones por violencia de género y no existía una medida judicial en contra del hombre, que trabajaba en un campo ubicado entre las localidades de González Moreno y Villa Sauze, en el oeste de la provincia de Buenos Aires. Que la mujer haya interpuesto las denuncias y que la policía se sienta sorprendida señala el profundo bach.

A su vez, Coronel y su ex esposa tenían un negocio en común vinculado al manejo de camiones, los cuales eran controlados por Mendía.

“Creemos que, principalmente, todo se generó porque el hombre (por Coronel) nunca pudo superar que la mujer hacía tres años que mantenía una relación sentimental con Montes, quien vivía con ella en Ceballos desde hacía seis meses luego de haber estado en Intendente Alvear y General Pico”, añadió uno de los voceros consultados.

El hecho es investigado por la fiscal penal de General Pico, Ana Laura Ruffini, quien dispuso la realización de las autopsias de los tres cuerpos, las que se realizaron ayer en la morgue judicial.

Fuente: Página 12 - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada