jueves, 20 de junio de 2013

APROBADA LA RED NACIONAL DE CENTROS DE ACOGIDA PARA EMERGENCIAS A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Madrid. Los pisos tutelados, los centros de emergencia y las casas de acogida que existen en las comunidades autónomas se integrarán en una única red de ámbito nacional. Se trata, según explicó el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, de una iniciativa encaminada a mejorar la protección y la seguridad de las víctimas y de los y las menores a su cargo, así como favorecer su recuperación integral. Así lo anunciaba tras la conferencia sectorial que aprobó la Estrategia para la erradicación de la violencia de género.


Las comunidades autónomas se comprometieron a firmar, en el plazo de cuatro meses, un protocolo de derivación "que se rija por criterios de atención personalizada a las usuarias". Cuando la comunidad de origen considere que se trata de una emergencia, la derivación deberá resolverse en menos de 24 horas.

La creación de esta red nacional de casas de acogida no significa que vaya a haber más centros en los que atender a las mujeres víctimas de la violencia de género. Esta medida, incluida en uno de los siete objetivos que se propone la Estrategia (el número 6, mejorar la coordinación y el trabajo en red), consiste simplemente en integrar los dispositivos ya existentes.

La Estrategia, que será uno de los ejes del futuro Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, en el que trabaja el Ministerio se articula en torno a siete ejes y 258 medidas.

  • Ruptura del silencio de las mujeres y su entorno. En este eje se han incluido medidas como la creación de códigos de autorregulación publicitaria. Además, se va a potenciar el servicio de información on-line del teléfono 016. También se va a impulsar, tal y como se acordó en la Cumbre Europea de Buenas Prácticas celebrada el pasado mes de abril en Madrid, la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica a nivel europeo, el 116.


  • Respuesta más eficaz y personalizada. Las víctimas de la violencia de género estarán exentas del pago de las tasas, abogacía y procurador o procuradora. El Ministerio propone “informar exhaustivamente” de este reconocimiento de la justicia gratuita, para “animar a todas las mujeres que sufren malos tratos a denunciar”.


En este punto se incluyen también medidas de protección, como la extensión de la libertad vigilada para delitos de violencia de género. También un protocolo que se va a estudiar con Instituciones Penitenciarias para extender el uso de los brazaletes para vigilar el cumplimiento de las medidas de alejamiento durante los permisos penitenciarios. Asimismo, se va a avanzar en la interconexión de los subsistemas de recogida de denuncias de la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías autonómicas y locales.

  • Atención a menores y grupos vulnerables (mayores, del ámbito rural, inmigrantes y mujeres con discapacidad). Más del 70 por ciento de las mujeres que declaran haber sufrido malos tratos tienen hijos e hijas menores. Aunque sin precisar, el Ministerio asegura que en la Estrategia “se van a adaptar a sus necesidades específicas todos los instrumentos de atención e intervención en los ámbitos sanitario, social y judicial”.


Además, el personal sanitario del medio rural recibirá formación especializada en violencia de género. En cuanto a las mujeres con discapacidad, destacan medidas como la mejora de la accesibilidad del teléfono 016, a través de una plataforma de vídeo interpretación.

  • Atención a otras formas de violencia, como los matrimonios forzados, la mutilación genital y la trata con fines de explotación sexual. Incluye medidas como la tipificación como delito de los matrimonios forzados. También, por primera vez en España, se prevé la próxima aprobación de un protocolo sanitario específico contra la mutilación genital femenina.


Asimismo se va a incentivar la contratación de mujeres que hayan sido víctimas de la trata, de igual manera que se promoverá la integración a través del empleo de las víctimas de la violencia de género, a través de la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género.

  • Mejorar la formación de todas las personas profesionales implicadas. En este objetivo destaca la inclusión en el contenido formativo troncal de todas las especialidades médicas las competencias genéricas referidas al conocimiento de la violencia sobre las mujeres.


  • Mejorar la coordinación y el trabajo en red, con el objetivo de avanzar hacia una ventanilla única para las víctimas de la violencia de género.


  • La evaluación, conocimiento y mejora continua es el último objetivo de la Estrategia. Incluye la realización de un estudio sobre los y las menores expuestas a la violencia de género, y un informe sobre el ciberacoso, que constituye una nueva forma de violencia de género entre parejas jóvenes y adolescentes.


Críticas y desconfianza

Sin embargo, la que está siendo difundida como una gran Estrategia encuentra desde el comienzo muchas críticas. Empezando por la ausencia del presidente del Gobierno en un tema tan importante, siguiendo por los escasos treinta minutos que estuvo la ministra Ana Mato en la reunión en la que se aprobó, pero sobre todo porque, según especialistas y responsables de varias comunidades autónomas, “no aporta ninguna medida significativa” ni el Gobierno aumenta la dotación económica.

El presupuesto es de 1.539 millones de euros que el ministerio de Mato defiende que representa una “aportación extra”, pero las autonomías gobernadas por partidos diferentes del PP dicen que no comporta ningún aumento sobre el dinero que ya se destina a la violencia de género.

FUENTE: AMECOPRESS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada