jueves, 13 de junio de 2013

NO SE PUEDE TRATAR LOS DELITOS DE ABUSOS SEXUALES Y VIOLENCIA DE GÉNERO COMO LOS DEMÁS DELITOS

Carlos Rozanski, juez de Cámara Federal de La Plata y una eminencia jurídica en temas relacionados con maltrato juvenil, afirmó que parte de la Justicia aún trata los delitos de índole sexual o de violencia hacia mujeres y niños como si fueran delitos comunes cuando son diametralmente distintos.




- En nuestra ciudad, se observa que cada vez más delitos de índelo sexual completan las audiencias en Tribunales, ¿esto pasa en el resto del país también?



Sí, hay un avance muy importante en todo sentido. Primero en la visibilización de la temática, y esto es clave porque evidentemente no significa que se esté abusando más sino que se ve más, y eso va acompañado de mayor formación en una parte de la gente de la Justicia, que gracias a la ayuda de otras disciplina no jurídicas ha logrado empezar a entender como es el fenómeno. Esto es clave porque si no los delitos sexuales o de violencia hacia niños y mujeres se siguen tratando como si fueran delitos comunes, y es diametralmente distinto.

- Justamente tuvimos el acceso a un fallo del TIP en el caso Massera por abuso sexual en que dice que le cree a la víctima pero revierte la condena porque no dio detalles del hecho…

Se analiza como un delito común desconociendo las características que tiene y sobre todo desconociendo el efecto traumático que tiene en las víctimas y en segundo lugar el agravante es que muchas veces la interpretación está guiada por los mitos, los estereotipos y los prejuicios de género que caracterizaron durante siglos el mismo fenómeno.

- ¿Esto todavía se ve en la Justicia?

Se ve muchísimo porque primero y principal porque es imposible modificar en un par de años la forma de pensar que imperó durante siglos, y es un proceso que no comenzó hace mucho, estamos hablando de unos 10 ó 15 años de modo que necesitamos un recambio generacional y además, de mentalidad, porque si no cambian los planes de estudio, y no en la facultad, sino desde la escuela primaria, y los chicos que después van a ser abogados y jueces no son formados en una cultura igualitaria, van a seguir reproduciendo esos modelos históricos. Y en segundo lugar, hay que ser mucho más estrictos en la designación de los jueces, donde lo menos que se debe hacer es analizar qué tipo de ideología tiene respecto a éste y otros temas sobre la sociedad en genera. Si no tiene una mirada sobre los grupos vulnerables que le permita tener empatía suficiente, va a interpretar mal los hechos. 

FUENTE: INFOPICO.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada