martes, 2 de junio de 2015

JUEZ PIOMBO EXPULSADO DE LA UNIVERSIDAD DE LA PLATA

El Consejo Directivo de la Universidad de La Plata respaldó de forma unánime el pedido elevado por la Federación Universitaria platense y declaró "persona no grata" al camarista que (junto con su colega Benjamín Sal Llargués) atenuó la condena al violador de un niño de 6 años, al a vez que determinó que el magistrado no podrá volver a ocupar cargos en esa institución académica.






Horacio Piombo ( imagen de la iquierda) se desempeñaba como docente en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UNLP, cargo al cual renunció la semana pasada tras su polémico fallo que redujo de seis a tres años la condena a Mario Tolosa, vicepresidente del club Florida, de Vicente López, adonde la víctima de 6 años concurría a la escuelita de fútbol. Tolosa había sido condenado en primera instancia por el Tribunal Oral 3 de San Martín.

El eje de la cuestión técnica, que fue la que decidió la disminución de la pena, fue la opinión sobre la consideración de “gravemente ultrajante” un agravante para el “abuso sexual”. El Tribunal Oral 3 había aplicado el agravante por considerar que el abuso cometido es más grave “por el daño psicológico sufrido por la víctima y ‘por ser la víctima del mismo sexo, lo que representa un deterioro en la formación de su personalidad’”, había explicado en una carta pública el otro camarista, Benjamín Sal Llargués. A la vez, sostuvo Sal Llargués, ese fallo de primera instancia daba por probado que “antes de ese abuso, la víctima, a pesar de su edad, ya presentaba tendencias de tipo homosexual”. Desde esa perspectiva, el fallo de primera instancia resultaba discriminatorio por lo que los camaristas dispusieron retirar el agravante.

Pero la fundamentación para retirar el agravante desató la polémica: “Me afecta al respecto una insondable duda que tiene por base esa familiaridad que el niño ya demostraba en lo que atañe a la disposición de su sexualidad. En todo caso y a esa corta edad, transitaba una precoz elección de esa sexualidad ante los complacientes ojos de quienes podían (y debían) auxiliarlo en ese proceso.”

El fallo de Casación fue apelado y se encuentra a consideración de la Suprema Corte bonaerense, cuya resolución enfrenta esta formidable presión pública.

Fuente: Página 12 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada